Vamos con todo

Lo que está ocurriendo en este 2020 es una situación sin precedentes en muchos ámbitos, entre ellos la entrada masiva de minoristas sin experiencia en los mercados financieros. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la aparición de brokers gratuitos ha animado a muchos particulares a comenzar a invertir en bolsa (link), como forma de ocio alternativa a las apuestas o a los deportes durante los meses de confinamiento y porque en esa etapa pudieron ahorrar más de lo normal.

Sin embargo, lo más llamativo / peligroso de esta situación es que estos inversores sin experiencia están entrando en productos más complejos como las opciones de compra (call), un derivado financiero que otorga al comprador el derecho (pero no la obligación) de comprar en el futuro un activo al vendedor de la opción a un precio determinado previamente (con la correspondiente comisión). En los últimos meses muchos se han lanzado a lo loco a comprar un producto complejo que no saben como funciona (se ha disparado su demanda +400% desde inicios de 2020). Y, por otro lado, significa que estos minoristas consideran que la bolsa seguirá subiendo hasta el infinito, un indicador para mucho inversores de que la fiesta está llegando a su fin.

Fuente: Sentiment trader

Suscríbete gratis a nuestra Newsletter

Recibirás semanalmente artículos, herramientas y novedades

Déjame leerlo primero >
Send this to a friend