Tendencias RRHH: ¿Sabes qué es el bienestar financiero?

recursos humanos bienestar financiero
¡Últimas plazas!

Hemos abierto convocatoria para la tercera edición de PROGRAMA FIRE presencial y online en directo.
Solo 15 plazas en total. Parcialmente completado.

Seguro que en el comedor de tu empresa ofrecen un menú saludable. También habrá un programa para promover el ejercicio físico y se harán actividades de voluntariado. Es probable que haya una guardería y con certeza hay un paquete de medidas para conciliar.

Por supuesto también habrá un programa de bienestar financiero… ¡ah! ¿eso no?

Ya hace tiempo que las empresas son plenamente conscientes de que el bienestar físico y emocional de sus empleados influye en su productividad, su vinculación y en la cultura de la compañía. Desafortunadamente el bienestar financiero parece que no entra en el pack y sigue siendo la asignatura pendiente de todos esos enfoques que, supuestamente, promueven una visión y un apoyo holístico al empleado.

Lo financiero” es un territorio tabú desde que somos niños, se considera un espacio técnico, frío y desalmado cuando precisamente es todo lo contrario: una buena base financiera genera el bienestar y la seguridad que abre las puertas a sueños, esperanzas y planes de futuro.

¿Qué es bienestar financiero y por qué es tan importante?

El bienestar financiero es la suma de dos elementos de la situación financiera: los indicadores objetivos + la percepción subjetiva.

Los indicadores objetivos definen cual es la situación real a nivel financiero: cuáles son los ingresos, deudas, ahorro y conocimientos de productos y servicios financieros. Es un factor cuantificable y comparable con estándares que se consideran “saludables”.

Pero no importa cual sea la situación objetiva si las percepciones subjetivas no están alineadas.

Dentro de lo que consideramos percepciones subjetivas entraría: la satisfacción con la situación financiera personal, la comparación que se hace con el entorno y los compañeros o la cultura financiera tanto de la propia empresa como del país en el que se ha crecido o trabaja.

El bienestar financiero es una base que afecta de lleno al resto de facetas de la vida: familiar, social, personal… y como no, profesional. Y aquí está el quid de la cuestión: el bienestar financiero tiene un impacto directo sobre la productividad y el compromiso del empleado y también con la cultura de la compañía.

Construir apoyo financiero

Si tuviéramos que expresar qué es el bienestar financiero con lo que hemos visto hasta ahora la ecuación sería algo así:

BIENESTAR FINANCIERO = Indicadores objetivos + percepciones subjetivas.

Pero a esta ecuación le falta una variable muy importante: las medidas de apoyo y acompañamiento financiero.

Los humanos somos animales sociales que vivimos en un sistema, y los agentes de ese sistema llevan a cabo medidas de apoyo, educación y acompañamiento en distintas facetas nuestras vidas. Esos agentes pueden ser lo público, el sistema educativo… y por supuesto las empresas.

Las empresas tienen la capacidad (cuando no la obligación) de generar medidas que contribuyan al bienestar financiero.

El bienestar financiero va más allá de las políticas retributivas

Como ya hemos visto, “lo financiero” suele vincularse con lo racional, operativo, técnico. Por eso la mayoría de medidas de apoyo al bienestar financiero suelen centrarse en indicadores objetivos. Más concretamente en las políticas retributivas.

Ahora se está poniendo de moda (afortunadamente) revisar el ratio entre el empleado mejor pagado y el que tiene el salario inferior para tratar de reducir un GAP que a veces llega a más de 50x.

Un ejemplo interesante sobre este asunto es la política de remuneración que se ha establecido en la start up Gravity Payments: 70.000$ anuales de salario mínimo y un ratio máximo de 4x entre salario de empleados.

La decisión de fijar el salario mínimo en esa cantidad vino determinada por el estudio que hicieron los economistas del comportamiento Amos Tversky y Daniel Kahneman en el que concluyeron que a partir de 75.000$ anuales el bienestar financiero no seguía aumentando.

Según Dan Price, CEO de Gravity Payments:

“Pagarle al menos 70.000$ a cada empleado significa que pueden centrarse en las cosas que van más allá del dinero, lo que les hace mucho más valiosos para la compañía”.

Este tipo de medidas, ciertamente son muy interesantes, pero se centran en una parcela dentro de otra parcela del bienestar financiero. El bienestar financiero es algo mucho más amplio, y las medidas de apoyo a empleados deberían ir mucho más allá.

Hacia dónde pueden apuntar los programas de bienestar financiero

En Uncommon Finance llevamos bastante tiempo trabajando sobre el concepto de bienestar financiero. Nos hemos dado cuenta que existen muchos planteamientos que ya están funcionando en el ámbito de las finanzas personales y que podrían importarse al mundo del bienestar financiero para empleados.

Aquí van algunas ideas y líneas interesantes sobre las que estamos trabajando:

Afrontar los retos financieros del futuro: cualquier persona que esté trabajando ahora se enfrenta a una serie de retos financieros y de futuro para los que no tenemos antecedentes: el problema de las pensiones, la dificultad de acceso a la vivienda, la transformación de los productos y servicios financieros. Es un espacio de oportunidad inmenso para que las compañías apoyen y guíen a sus empleados en este cambio de paradigma.

Aprovechar el poder de los datos: hablando de cambios de paradigma, la digitalización está permitiendo crear y capturar flujos de datos y convertirlos en información y conocimiento. Esto abre posibilidades a la creación de herramientas y plataformas donde aportar, acceder y beneficiarse del poder de esos datos. Toda esa data puede servir para desarrollar iniciativas de bienestar financiero.

Construir redes de apoyo: esas iniciativas pueden reúnir a personas con conocimientos complementarios y situaciones similares, lo que permitiría la creación de redes de apoyo entre iguales para compartir y ampliar visión y generar cultura financiera en la compañía.

Innovación en programas de beneficios: y por último, todo lo que hemos visto en los puntos anteriores puede canalizarse y aprovecharse para innovar en los programas de beneficios de las compañías hacia temas más relevantes y punteros más allá “obtener descuentos  o ventajas en determinados comercios”. Se pueden plantear y crear productos y servicios financieros que  surjan de esta reflexión y que contribuyan a mejorar los niveles de bienestar de los empleados.

Como puede verse, los matices, oportunidades y conexiones que se generan en torno al concepto de bienestar financiero son muchas y van más allá de “lo financiero”.

El bienestar financiero puede convertirse en dinamizador del bienestar como concepto general con el empleado en el centro.

Si trabajas en un departamento de Recursos Humanos y te interesa el tema, en Uncommon Finance estamos reflexionando e innovando sobre él.

Hemos creado un taller para departamentos de recursos humanos donde trabajamos sobre este concepto y exploramos juntos cómo llevarlo más allá. Vamos a desarrollar solo diez.

recursos humanos bienestar financiero

Si estás interesado en obtener más información o que uno de ellos sea en tu empresa, ponte en contacto con nosotros en info@uncommonfinance.com

¡Últimas plazas!

Hemos abierto convocatoria para la tercera edición de PROGRAMA FIRE presencial y online en directo.
Solo 15 plazas en total. Parcialmente completado.