Micro ahorro o cómo ahorrar (e invertir) gastando

A estas alturas la mayoría de nosotros ya estamos cansados de los típicos truquillos para intentar ahorrar algo de dinero en nuestro día a día. Eso de ir metiendo en la hucha la calderilla que nos llena los bolsillos o apartar las monedas de 2 euros en un bote para darnos algún capricho más adelante no acaba de funcionar… por eso hoy te voy a presentar una forma de ahorrar diferente, básicamente consiste en ahorrar cada vez que gastas.

¿Ahorrar gastando? ¿Cómo funciona eso?

Pues de una forma sencilla y gracias a las nuevas soluciones desarrolladas por las fintech. Consiste en sincronizar nuestro banco a una de las múltiples aplicaciones que existen, de manera que en cada compra que realicemos nos apliquen un redondeo. Es decir, si pagamos 1,4€ por un café, esta aplicación realizaría un rendondeo de manera que la salida de efectivo será de 2€ (1,4€ del café + 0,60€ de ahorro). Sencillo. Nos permite ahorrar de manera sistemática con cada compra.

En función de la aplicación que utilicemos el ahorro que vayamos generando se depositará en una cuenta ómnibus que agrupe a todos los usuarios de la app, en un seguro de vida-ahorro personal o en una cuenta corriente personal.

Mientras estás leyendo estas líneas puede que estés pensado, ¿esto no lo puede hacer con mi banco de siempre? Sí. Algunos de los bancos tradicionales ya están comenzando a ofrecer este servicio a sus clientes, pero la verdad es que van a rebufo de las start-ups. Lo que comenzó como un simple redondeo ha derivado en muchos otros métodos de ahorro e incluso inversión.

Mucho más que un simple rendondeo

Realmente los métodos disponibles de ahorro están evolucionando, de manera que podemos marcarnos unos objetivos más ambiciosos (comprar un móvil nuevo o irnos de viaje) y obtener cierta rentabilidad de dicho ahorro o incluso finalmente invertir el ahorro generado en activos como el crowdlending, ETFs o criptomonedas. Estos son otros de los métodos de ahorro disponibles:

  • Retención: Por cada ingreso que recibas en tu cuenta puedes fijar un porcentaje de ahorro, por ejemplo un 10%, de manera que en el momento que tienes un ingreso te obligas a ahorrar.
  • Aportación fija: Establece un objetivo de ahorro diario o mensual independientemente de tu nivel de gasto, por ejemplo un euro al día.
  • Retos: Algunas de estas aplicaciones permiten fijarte unos retos que te incentiven a ahorrar mediante la gamificación, como puede ser a través de un quiz estilo Trivial, tal y como hace AntForest y te explicamos en este artículo.
imagen obtenida de la web de Goin

Aplicaciones disponibles

El potencial de estas aplicaciones es muy alto gracias a su capacidad de innovación y la utilización de nuevas tecnologías como el machine learning. Son varias las alternativas de las que disponemos para comenzar a ahorrar, algunas de ellas son Goin, Arbor o Coinscrap o incluso los neo bancos como Revolut también disponen de esta opción para el redondeo de tus gastos en diferentes divisas.

Probablemente irán surgiendo más alternativas y puede que algunas lleguen a desaparecer, pero independientemente del tipo de aplicación esta forma sencilla de ahorrar permanecerá. De estas y muchas otras soluciones tecnológicas disponibles para los inversores particulares hablamos en una sesión específica de nuestro Programa F.I/R.Ede finanzas personales.

Como ves, son muchas las posibilidades de ahorro que tenemos a nuestro alcance ¡y las que están por llegar! ¿Quien necesita una hucha hoy en día?

Nota: No somos afiliados ni nos llevamos comisión de las plataformas y empresas mencionadas, las explicamos porque son algunas de las más relevantes de esta nueva industria. La información y opinión es completamente independiente.