Entrevista a María Moreno, Dra. General Adjunta en Greenalia Power

Greenalia logo green company
¡Últimas plazas!

Hemos abierto convocatoria para la tercera edición de PROGRAMA FIRE presencial y online en directo.
Solo 15 plazas en total. Parcialmente completado.

María Moreno es la Directora General Adjunta de Greenalia Power. Ingeniera de minas por la universidad de Oviedo, posee un máster en dirección de proyectos de eficiencia energética y ha desempeñado su carrera profesional tanto en España como en Latinoamérica.

Greenalia es un Productor de Energía Independiente (IPP) que comenzó su actividad en 2006. La compañía se dedica a la generación de energía eléctrica con tecnologías renovables, en las que se incluyen la eólica, solar fotovoltaica y biomasa, a través de la recientemente finalizada planta de biomasa de Curtis, la mayor del sur de Europa.

Greenalia cotiza en MAB desde el año 2017 y es una de las empresas que ha experimentado una mayor revalorización desde su salida a bolsa. Debido al interés que tenemos en Uncommon Finance en las energías limpias, hemos decidido entrevistar a María Moreno para comentar con ella la situación actual del sector, las posibilidades que ofrece este tipo de inversión para los particulares y conocer en detalle el proyecto del que forma parte desde hace 4 años.

Para comenzar, nos gustaría que nos explicases qué es Greenalia y cómo ha evolucionado la compañía desde que te incorporaste hace cuatro años

Greenalia es un Productor de Energía Independiente (IPP) que se dedica a desarrollar, promover y explotar proyectos de generación eléctrica a partir de fuentes renovables: biomasa, eólica y fotovoltaica.

En estos últimos 4 años la compañía ha experimentado un crecimiento importante, abordando mayor cantidad de proyectos, introduciéndose en nuevas tecnologías, como la fotovoltaica, y añadiendo a su equipo personas de amplia experiencia y conocimiento en el sector.

Cuando yo me incorporé a la empresa, en 2016, había sobre la mesa varios proyectos de biomasa, entre ellos el que acabamos de conectar a la red, en Curtis, y dos proyectos eólicos. Actualmente contamos con una cartera de más de 2,3 gigavatios (GW) en distintas fases de desarrollo.

Recientemente habéis conectado a la red eléctrica vuestro primer para eólico propio y la planta de biomasa de Curtis ya está finalizada ¿cuáles son vuestros siguientes pasos?

Ahora mismo estamos construyendo otro parque eólico de 22 megavatios (MW) y en las próximas semanas comenzaremos a construir otros 30 MW, todo entrará en funcionamiento este 2020. Esto forma parte del paquete de Eolo I cuya financiación cerramos en julio del año pasado con el banco Sabadell.

Después, pondremos en marcha otro paquete de eólicos de aproximadamente 130 MW, que comenzarán su explotación comercial en el primer y segundo trimestre de 2021.

Greenalia cotiza en el MAB, el mercado alternativo bursátil, y ha experimentado una de las mayores revalorizaciones del pasado 2019, ¿a qué consideráis que se debe?

Creo que principalmente a dos cosas: la primera es el cumplimiento de los objetivos marcados y la segunda es nuestra sólida cartera de proyectos.

Fuente: bolsasymercados.es

¿Cómo se vive la relación con el mercado de capitales desde dentro?, ¿qué dificultades habéis encontrado?, ¿qué os ha aportado más allá de la financiación obtenida en la salida a bolsa?

La captación de fondos como resultado de una ampliación de capital previa o simultánea a la salida a un mercado cotizado en sólo una de sus ventajas, pero en nuestro caso en particular, no es la más importante. Nosotros entendemos que ser una empresa cotizada te obliga mejorar tus procesos, tus sistemas, tu capacitación; y eso siempre es positivo como compañía.

Salir a bolsa te obliga a pasar unos procesos de due diligence, auditorías semestrales, reporte de información pública, formar un Consejo y unas Comisiones, tener un reglamento interno de conducta … te hace mejor empresa. Mucha gente piensa que esto supone más trabajo, pero es por el bien de la compañía.

Además, la visibilidad que te aporta ser una empresa pública facilita la relación con las administraciones, con el resto de las compañías y en el proceso para la captación del talento.

maria moreno greenalia power


Además de la financiación del capital de la compañía también tenéis financiación ajena que cotiza, en este caso en Luxemburgo (Luxembourg Green Exchange, LGX), mediante bonos verdes. ¿Nos puedes explicar cómo funcionan, qué los diferencia del MAB y como se complementa para vosotros?

El MAB es un mercado de sociedades cuyo valor cotiza y donde cualquier inversor puede adquirir una parte del capital de la compañía, convertirse en propietario, pudiendo acudir incluso a sus juntas generales. En los bonos el inversor presta dinero a la compañía a cambio de una rentabilidad fija, sin participar en el capital. En un caso, la rentabilidad es fija y el riesgo menor (compra de bonos), y en el otro, la rentabilidad es variable y el riesgo mayor (compra de acciones en un mercado).

El hecho de que un bono particular sea verde simplemente quiere decir que los usos a los que se destinarán esos fondos serán proyectos sostenibles, calificados como “green” por un tercero (en nuestro caso, quien lo califica es Standard&Poor`s).

En los últimos años se ha incrementado el interés por las energías renovables, ¿percibís ese mayor interés por parte de los inversores de posicionarse en energía limplia? ¿En qué sentido?

Sí, por supuesto, las energías renovables están en boca de todo el mundo y eso, al fin y al cabo, se nota. La gente cada vez es más consciente de que, en esto de las energías limpias ya no hay vuelta a atrás y además, cada vez hay más concienciación al respecto. El mix de estos dos factores hace que la gente muestre más interés en invertir en este sector que en otros más convencionales.

A diferencia de otras compañías de energía renovable, vosotros diversificáis geográficamente y tenéis un mix de generación formado por biomasa, eólica y fotovoltaica. ¿Nos podrías explicar qué os aporta cada una de estas energías y en qué os diferenciáis de la competencia?

La biomasa es la única de las tres energías que es gestionable y que por tanto ayuda a la estabilidad de la red. Además, debido al origen forestal de Greenalia, esta tecnología nos permite realizar una integración vertical, desde la recogida de la biomasa en el monte hasta su combustión en la caldera para la producción de energía eléctrica.

Galicia es una de las regiones con más recurso eólico de todo el país. Nuestros proyectos eólicos dan un gran valor a nuestra cartera, lo que, entre otras cosas, facilita el acceso a la financiación de estos proyectos.

En cuanto a la fotovoltaica, jugará un papel muy importante en la consecución de objetivos de producción de energía a partir de fuentes renovables que tiene marcados España. Greenalia tiene que estar ahí.

Voy a elegir tres cosas que pienso más nos diferencian de nuestra competencia: el posicionamiento en las 3 tecnologías, agilidad en la toma de decisiones y nuestra visión global y completa de los proyectos renovables por estar presente en todas sus fases: desarrollo, construcción y explotación.

Se habla incluso de una nueva burbuja de las renovables en España, basándose en la caída del precio del Kwh ¿Qué hay de cierto y qué de ruido en esta afirmación?

Estos proyectos son más complejos de lo que puede parecer desde fuera. La rentabilidad no depende de un solo parámetro o variable. Efectivamente si baja el coste de inversión la rentabilidad del proyecto mejorará, pero sólo si todo lo demás permanece constante, y eso nunca ocurre. Del mismo modo, si baja el precio del pool, la rentabilidad del proyecto empeorará, si todo lo demás se mantiene constante. Al final, hay tantas variables que hay pocas afirmaciones absolutas.

Lo que sí se puede asumir es que determinadas tecnologías, como la eólica o la fotovoltaica, hoy en día, son rentables a precios de mercado, situación que antes no ocurría. Por lo tanto, se puede afirmar que es un mercado cada vez más maduro, que ya no depende de subsidios externos y cuya rentabilidad está fuera de toda duda. Otra cosa, es discutir el porcentaje exacto de esa rentabilidad.

greenalia mab aerogenerador eólico

Como sabes, en Uncommon Finance existe una comunidad de personas interesadas en gestionar sus finanzas y en profesionales del mundo de la inversión y asesoramiento, y las energías renovables es un sector muy atractivo. ¿Qué oportunidades existen en el sector para los inversores minoristas?

Yo creo que los inversores han entendido que el movimiento de la energía limpia es imparable, no depende de gobiernos, ni de subastas ni de un país en concreto. Nadie duda que este sector será clave y estratégico en los próximos años. Además, pocos sectores tienen la característica de tener ingresos regulados y garantizados, en muchos casos, para los próximos 25 años. Eso el inversor lo sabe y lo valora mucho.

Por último, en un entorno global con gran volatilidad, con cambios drásticos y repentinos, un sector como el energético, y en particular el renovable, con muchos de esos riesgos mitigados, se ha convertido en un valor refugio para muchos inversores.

¿Cuáles crees que son los factores o aspectos clave en los que se tienen que fijar un particular para valorar invertir en un proyecto de energía renovable?

Más en que el proyecto, que obviamente tiene que tener un buen recurso, la retribución correcta si procede, ser viable técnicamente, etc… creo que es importante que el inversor se fije en la capacidad de gestión de quien está detrás del proyecto. El periodo de maduración de un proyecto, desde la obtención del permiso de acceso y conexión hasta llegar al ready to build, es largo y es necesario tener un buen conocimiento de la Administración, de la tecnología… y en general del sector. Sino es muy fácil quedarse por el camino.

En los últimos meses han surgido algunas plataformas que permiten a particulares invertir directamente en plantas solares o fotovoltaicas con un horizonte temporal a 10-20 años. ¿Qué opinión tienes al respecto?

Es complicado, habría que ver quién está detrás de la plataforma, la madurez del proyecto, la rentabilidad… a priori puede ser buena idea pero hay muchos factores a analizar, es difícil generalizar.

¿Qué riesgos tiene invertir en energías limpias? ¿qué riesgos tiene el inversor particular?

La percepción que nosotros tenemos por conversaciones con algunos inversores es que, históricamente, se percibía como un riesgo importante la regulación y sus posibles modificaciones. Ese riesgo, al ser los proyectos rentables a precios de mercado, ha desaparecido a día de hoy.

También se percibe el riesgo de construcción, pero eso se mitiga con los contratos que se firman con las empresas constructoras dónde aportan garantías para cubrir una posible contingencia.

Pero, de nuevo, la mejor manera de minimizar el riesgo es conocer bien al gestor del proyecto, asegurarse de su competencia, comprobar la consecución de sus objetivos marcados. Desde Greenalia, en nuestra página web, presentamos semestralmente los resultados de la empresa auditados, y además, cada vez que se produce un hecho relevante lo publicamos en nuestra web.

Parece que ahora existe mayor seguridad jurídica para la inversión en renovables en España y eso está atrayendo a nuevos inversores ¿que visión tienes del sector en los próximos 3 o 5 años?

En el Acuerdo de Paris de 2015 se marcaron como objetivos para el 2020 llegar al 20% de generación eléctrica con renovables y una reducción de emisiones de un 7,6% anual.  En la última COP25 celebrada en Madrid se instó a todas las naciones a presentar metas más ambiciosas en la próxima COP26 de Glasgow.

La UE ha activado un paquete de medidas para afrontar la emergencia climática, a través de su Green New Deal: comprometerse con la neutralidad climática en 2050 y convertir al Banco Europeo de Inversiones (BEI) en un “Banco Climático”, lo que permitirá desbloquear un billón de euros de inversión durante la próxima década.

Tanto la energía eólica como la fotovoltaica ya no necesitan incentivos retributivos para ser rentables y las decisiones respecto a las energías renovables dependerán cada vez menos de los distintos gobiernos de España y más de los objetivos globales que se marquen desde Europa. Por tanto, nuestra visión, ya no sólo para los próximos 3 o 5 años sino más a largo plazo, es que habrá financiación y seguridad jurídica suficiente para promover este tipo de proyectos. Por eso es importante estar bien posicionados y contar con una buena cartera, y Greenalia lo está.

¡Últimas plazas!

Hemos abierto convocatoria para la tercera edición de PROGRAMA FIRE presencial y online en directo.
Solo 15 plazas en total. Parcialmente completado.