Cómo invertir en Inteligencia Artificial

cómo invertir en inteligencia artificial

Desde Uncommon Finance seguimos muy de cerca las nuevas tecnologías y tendencias de inversión, dentro de las cuales se incluye la Inteligencia Artificial (IA), una tecnología que desde hace años suena con fuerza, pero realmente existe un gran desconocimiento al respecto, tanto en qué consiste como en las posibilidades y oportunidades que ofrece. 

En este artículo explicaremos qué es la inteligencia artificial y alguna de sus muchas aplicaciones, por qué es interesante invertir en esta temática dado el crecimiento de su mercado y el gran número de sectores a los que afecta, así como los vehículos de inversión que están al alcance de los particulares para participar en esta tecnología. 

 

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

La inteligencia artificial consiste en la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas o robots, especialmente sistemas informáticos. Estos procesos incluyen  (i) el aprendizaje, que consiste en la adquisición de información y reglas para el uso de la información, (ii) el razonamiento, al usar las reglas para llegar a conclusiones aproximadas o definitivas y (iii) la autocorrección

Como ves, la definición es genérica y las posibilidades infinitas, ya que se puede aplicar esta tecnología prácticamente a todos los sectores de la economía, de hecho ya se está haciendo en muchos casos, aunque no lo percibamos. Sin embargo, existe un campo dentro de la IA relacionado con el aprendizaje con el que sí estamos más familiarizados, es el machine learning.

Aunque no lo parezca, en nuestro día a día estamos continuamente utilizando esta tecnología. Cuando Netflix nos recomienda una película o serie lo hace con base en el contenido que hemos visto anteriormente (nuestro gustos) y otras series o películas que han visto usuarios con gustos similares a los nuestros, el algoritmo de Netflix “aprende” a conocernos y nos propone un contenido adaptado a nosotros. Al final se trata de sistemas que piensan y actúan como seres humanos .

En la siguiente imagen puedes ver las principales aplicaciones que tiene esta tecnología en los sectores económicos:

aplicaciones inteligencia artificial

La IA también está presente en la detección facial que usamos para desbloquear nuestro móviles o en los asistentes de voz como Siri (Apple) o Alexa (Amazon). Uno de los sectores en los que está teniendo mayor impacto gracias a su aplicaciones prácticas es la banca y fintech

Otro ejemplo claro son las respuestas predefinidas que nos propone Gmail o Linkedin cuando nos escriben un mail o mensaje privado. Si te fijas, al principio las respuestas son genéricas, pero a medida que pasa el tiempo y eres más activo, estas respuestas son más personalizadas, hasta que llega un punto en el que la respuesta que te propone te parece perfecta. Suena a ciencia ficción, pero son sólo ejemplos en que los que ya se utiliza esta tecnología innovadora, pero como he dicho las posibilidades son enormes, sin ir más lejos en el campo de la inversión se está utilizando la IA para la creación de nuevas estrategias de trading.

 

Por qué invertir en Inteligencia Artificial

Como sector emergente, es difícil tanto cuantificar el tamaño de su mercado como realizar previsiones al respecto, sin embargo sí que existen fuentes de las que podemos extraer información fiable como Statista. Tal y como podemos observar, el tamaño de mercado del software de IA (sin considerar el hardware) se estima en más de 118.000 millones de dólares para el año 2025. Una auténtica locura si tenemos en cuenta que estamos hablando de unas tasas de crecimiento del 50%.  Este crecimiento se verá (y se está viendo) acompañado por la creación de nuevas empresas dedicadas a este sector (en las que podremos invertir) y, como consecuencia, también de nuevos puestos de trabajo cualificados.

Por otro lado, según la consultora Mckinsey & Company, el valor potencial de la IA en la economía se situaría en una horquilla entre 9.5 y 15,4 trillones de dólares. con un impacto desigual por sectores. Aquellos en los que esta tecnología tiene más impacto es el sector retail, bienes de consumo, seguros y transportes. A modo de ejemplo, puedes ver su impacto en las diferentes funciones del sector retail, especialmente en el marketing: 

machine learning inteligencia artificial

 

Posibilidades de inversión en Inteligencia Artificial

Debido a la explosión de esta tecnología, están comenzando a surgir algunas alternativas para invertir en estos sistemas que piensan como humanos. Es un sector que todavía se encuentran en una fase incipiente, por lo que al igual que ocurre en otros sectores emergentes como la ciberseguridad, los grandes players del mercado puede que no estén definidos y que en un futuro surjan nuevas compañías que dominen el mercado.

Es difícil realizar esa predicción aunque actualmente el sector está dominado por las grandes tecnológicas, (i) las de Estados Unidos como Google, Amazon, Facebook o Microsoft, y (ii) las de China como Baidu, Alibaba o Tencent. De manera que si inviertes en estas compañías lo estarías haciendo en IA.

Sin embargo, por lo comentado anteriormente, parece más atractivo invertir en este sector de una manera diversificada a través de fondos o ETFs ya que con una cesta de valores nos posicionamos en el conjunto del sector y diversificamos nuestro riesgo, bien en un índice o con gestión activa. Si a largo plazo el sector continúa creciendo y es rentable nos beneficiaremos de ello.

 

Gestión indexada – Stoxx AI Global Artificial Intelligence ADTV5

Este es uno de los índices más conocidos, sino el que más, sobre Inteligencia Artificial. Está compuesto por aquellas empresas que están expuestas y adoptan esta tecnología, independientemente del sector, correspondientes a mercados desarrollados y emergentes. El principal criterio para la inclusión de dichas compañías en el índice Stoxx AI Global Artificial Intelligence ADTV5 es la posesión de patentes relacionadas con la Inteligencia Artificial, ya que es una señal de que las empresas están liderando la innovación en este ámbito.

El índice fue creado en 2013 y actualmente está compuesto por 263 compañías y se actualiza de manera trimestral. Como muchos índices temáticos es equiponderado porque al ser un sector emergente no se sabe quién lo liderará en un futuro. Tiene una gran exposición a la tecnología, que es el sector que más peso tiene con cerca del 60% y a las “telecos” que representan el 18%. En cuanto a geografías, esta concentrado básicamente en Estados Unidos (60%) y Japón (15%), aunque los países europeos también están representados. 

En el siguiente gráfico puedes ver su comportamiento desde el inicio:

Stoxx AI Global inteligencia artificial

En cuanto a su métricas, por suerte podemos analizar la rentabilidad anualizada a más de 3 años, ya que pocos índices de estas características tienen tanto histórico. La rentabilidad anualizada a 5 años es alta, de 12,4% con una volatilidad del 17,4% (muy razonable teniendo en cuenta el peso del sector tecnológico). Como consecuencia tiene un ratio de Sharpe del que pocos índices pueden presumir, 0,7.

Desde 2018 existe la posibilidad de invertir en dicho índice a través de un ETF de Amundi, el cual cotiza en diferentes plazas europeas y tiene un coste de tan sólo 0,35%. Sin duda la opción más barata a nuestro alcance.

Fondos de gestión activa

Por otro lado tenemos la opción de invertir en inteligencia artificial a través de fondos de gestión activa, a diferencia de la gestión indexada en lugar de replicar un índice son los gestores los que deciden en qué compañías invertir y qué peso asignarle a las mismas. Existen varios fondos de esta categoría, todos aquellos que están al alcance de los particulares gracias a una inversión mínima baja están disponibles en nuestro buscador de fondos temáticos, Sin embargo, aquí vamos a analizar dos de los más relevantes:

Allianz Global Artificial Intelligence

El fondo de inteligencia artificial de Allianz es uno de los más populares dentro del sector. aunque se crease en 2017. Su objetivo es invertir en empresas que como mínimo realicen operaciones o tengan relaciones en el ámbito de la “inteligencia artificial”. Su rentabilidad anualizada a 3 años en noviembre de 2020 es del 27,6%, una barbaridad, pero esta rentabilidad está en cierta medida sesgada, lo ideal sería poder analizar al menos 5 años. Por otro lado, su volatilidad para el mismo período es del 23,78%.

Prácticamente invierte exclusivamente en EEUU, que representa más del 90% de la cartera, por lo que en este caso existe una alta concentración geográfica. Actualmente el fondo invierte en 64 compañías, pero las 10 primeras posiciones acumulan casi el 40% de la capitalización. En la siguiente imagen puedes ver dichas posiciones:Como ves, estas empresas son grandes tecnológicas como Facebook, Tesla, Snap, etc… en las que es probable que ya inviertes a través de fondos diversificados que sigan índices como el S&P 500 o MSCI World. Al ser gestión activa, evidentemente las comisiones son más altas, en este caso del 2,05%.

DWS Invest Artificial Intelligence

Otra posibilidad es el fondo de gestión activa DWS Invest Artificial Intelligence que invierte en aquellas empresas involucradas en el campo de la IA, distinguiendo entre 3 tipos de compañías: (i) fabricantes de tecnologías informáticas que se basan en IA, (ii) empresas que recopilan y proporcionan datos necesarios para IA y (ii) empresas que utilizan IA y que por ello tienen ventajas en cuanto a la competencia y perspectivas de crecimiento superiores a la media.

El fondo se creó en 2018 aunque gestiona cerca de 600 millones de euros, por lo que la información histórica de la que disponemos es limitada. En el ejercicio 2019 obtuvo una rentabilidad de 36,47% y en lo que va de 2020 35,32% y lo interesante es que durante las fuertes caídas de marzo 2020 este fondo sufrió menos que otros de su categoría. Esto es debido a que el fondo invierte básicamente en las grandes tecnológicas que comentábamos al inicio, tanto americanas como chinas. que son las claras ganadoras este año: Google, Facebook, Amazon, Alibaba, Tencent. Microsoft… Todas ellas está en el top 10 del fondo y representan el 41% de los activos bajo gestión, a pesar de que en cartera hay un total de 67 posiciones. 

En este caso el sector tecnológico representa el 60% del fondo, por lo que no es de extrañar que el PER medio de las empresas en cartera sea tan alto (34,9) común en las compañías de crecimiento o growth.

 

Otra posibilidad: Inteligencia Artificial + Robótica

Existe también la posibilidad de inversión en otros vehículos que no son puramente de IA, sino que se combinan con otro sector emergente como es el de la robótica, tanto a través de gestión indexada como activa.

En este sentido tenemos el índice Indxx Global Robotics & Artificial Intelligence thematic Index, creado en 2016 aunque se ha realizado backtest desde 2010. Invierte en aquellas compañías que se espera que más se beneficien de la adopción y utilización tanto de la inteligencia artificial como de la robótica. 

Este índice está formado por más de 30 compañías, pero las 5 primeras posiciones concentran el 40% de la capitalización, que son : Nvidia Corp, Fanuc Corp, ntuitive Surgical Inc, Abb Ltd-reg y Keyence Corp Ord. Estos son los datos correspondientes a rentabilidad riesgo del índice, con una rentabilidad anualizada a 3 años de 8,98%.

inteligencia artificial robotica

Este índice es interesante porque está un poco más diversificado al incluir la temática de robótica en su objetivo de inversión y por otro lado está incluyendo empresas que no son las grandes tecnológicas que ya tenemos en cartera, muchas de ellas con origen en Japón (el 44%) lo que nos permite aumentar exposición a la región Asia-Pacífico. 

Otra alternativa que combina tanto robótica con inteligencia artificial, en este caso de gestión activa, y disponible hace tan sólo 2 años es el Thematics AI and Robotics Fund de Natixis.

Como hemos visto, son múltiples las posibilidades de inversión en este sector incipiente, aunque a medida que se desarrolle y crezca el mismo (en diferentes direcciones) surgirán nuevas alternativas, tanto por tipo de gestión como especialización en diferente campos de la IA. Es un sector que seguiremos de cerca desde Uncommon Finance.

 

Nota: No utilizamos enlaces de afiliado ni mantenemos relación comercial alguna con las empresas o gestoras de los productos mencionados.

Suscríbete gratis a nuestra Newsletter

Recibirás semanalmente artículos, herramientas y novedades

Déjame leerlo primero >

 

 

Send this to a friend