Cómo invertir en Inteligencia Artificial (IA)

cómo invertir en inteligencia artificial

Desde Uncommon Finance seguimos muy de cerca las nuevas tecnologías y tendencias de inversión, dentro de las cuales se incluye la Inteligencia Artificial (IA), una tecnología que desde hace unos años suena con fuerza, pero que realmente existe gran desconocimiento al respecto, tanto en qué consiste como en las posibilidades y oportunidades que ofrece.

La inteligencia artificial (IA) consiste en la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas, especialmente sistemas informáticos. Estos procesos incluyen el aprendizaje (la adquisición de información y reglas para el uso de la información), el razonamiento (usando las reglas para llegar a conclusiones aproximadas o definitivas) y la autocorrección

Como ves, la definición es genérica y las posibilidades infinitas, ya que se puede aplicar esta tecnología prácticamente a todos los sectores de la economía, de hecho ya se está haciendo en muchos casos, aunque no lo percibamos. Sin embargo, existe un campo dentro de la IA relacionado con el aprendizaje con el que sí estamos más familiarizados, es el machine learning.

Aunque no lo parezca, en nuestro día a día estamos continuamente utilizando esta tecnología. Cuando Netflix nos recomienda una película o serie lo hace con base en el contenido que hemos visto anteriormente (nuestro gustos) y otras series o películas que han visto usuarios con gustos similares a los nuestros. El algoritmo de Netflix “aprende” a conocer nuestros gustos y nos propone un contenido adaptado a nosotros.

Otro ejemplo claro son las respuestas predefinidas que nos propone Gmail o Linkedin cuando nos escriben un mail o mensaje privado. Si te fijas, al principio las respuestas son genéricas, pero a medida que pasa el tiempo y eres más activo, estas respuestas son más personalizadas, hasta que llega un punto en el que la respuesta que te propone te parece perfecta. Estos son sólo un par de ejemplos en que los que se utiliza esta tecnología innovadora, pero como he dicho las posibilidades son enormes, sin ir más lejos en el campo de la inversión se está utilizando la IA para la creación de nuevas estrategias de trading.

 

Tamaño del mercado de la inteligencia artificial

Como sector emergente, es difícil tanto cuantificar el tamaño de su mercado como realizar previsiones al respecto, sin embargo sí que existen fuentes de las que podemos extraer información fiable como Statista.

Tal y como podemos observar, el tamaño de mercado del software de IA (sin considerar el hardware) se estima en más de 118 billones de dólares para el año 2025. Una auténtica locura. Este crecimiento se verá (y se está viendo) acompañado por la creación de nuevas empresas dedicadas a este sector y, como consecuencia, también de nuevos puestos de trabajo cualificados.

 

Cómo invertir en fondos de inteligencia artificial

Debido a la explosión de esta tecnología, están comenzando a surgir algunas alternativas para invertir en ella. Es un sector que todavía se encuentran en una fase incipiente, por lo que al igual que ocurre en otros sectores emergentes como la ciberseguridad, los grandes players del mercado puede que no estén definidos o que un futuro surjan nuevas compañías que dominen el mercado.

Es difícil realizar esa predicción, aunque actualmente el sector está dominado por las grandes tecnológicas (Bigtech) americanas como Google, Amazon o Microsoft, sin olvidar a las chinas como Alibaba o Baidu. De manera que si inviertes en estas compañías lo estarías haciendo en IA.

Sin embargo, por lo comentado anteriormente, parece más atractivo invertir en este nuevo sector a través de algún índice sobre este sector, de manera que a través de una cesta de valores nos posicionamos en el conjunto del sector y diversificamos nuestro riesgo. Si a largo plazo el sector continúa creciendo y es rentable no beneficiaremos de ello.

 

Stoxx AI Global Artificial Intelligence ADTV5

Este es uno de los índices más conocidos, sino el que más, sobre Inteligencia Artificial. Está compuesto por aquellas empresas que están expuestas y adoptan esta tecnología, independientemente del sector, correspondientes a mercados desarrollados y emergentes. El principal criterio para la inclusión de dichas compañías en el índice Stoxx AI Global Artificial Intelligence ADTV5 es la posesión de patentes relacionadas con la Inteligencia Artificial, ya que es una señal de que las empresas están liderando la innovación en este ámbito.

El índice fue creado en 2013 y actualmente está compuesto por 265 compañías y se actualiza de manera trimestral. Como muchos índices temáticos es equiponderado porque al ser un sector emergente no se sabe quién lo liderará en un futuro. En el siguiente gráfico puedes ver su comportamiento desde el inicio:

Existe la posibilidad de invertir en dicho índice a través de Amundi desde 2018, con una rentabilidad anualizada de 18% y volatilidad de 16%, aunque al ser un período tan breve de tiempo estas métricas no nos dicen nada.

Otras posibilidades

Existe también la posibilidad de inversión en otros índices que no son puramente de IA, sino que se combinan con otro sector emergente como es el de la robótica. Es el caso del Indxx Global Robotics & Artificial Intelligence thematic Index, creado en 2016 (aunque se ha realizado backtest desde 2010) e invierte en 36 compañías de estos sectores, actualmente en el top 5 se encuentran: Nvidia Corp, Mitsubishi Electric Corp, Fanuc Corp, Abb Ltd-reg y Intuitive Surgical Inc. Estos son los datos correspondientes a rentabilidad riesgo del índice:

Por supuesto, existen múltiples alternativas a estos índices, la más común es invertir en fondos que no sigan un índice, es decir, aquellos fondos de gestión activa que inviertan en IA, como el AI Powered International Equity ETF que invierte en empresas de paises desarrollados, excluyendo EEUU. Algunas de estas compañías son Nestle, Toyota o Nippon Telegraph & Telephone Corp.

Como hemos visto, son varias las posibilidades de inversión en este sector incipiente, aunque a medida que se desarrolle y crezca el mismo (en diferentes direcciones) surgirán nuevas alternativas, tanto por tipo de gestión como especialización en diferente campos de la IA. Es un sector que seguiremos de cerca.