Distorsión de renta fija y dividendos

El gráfico que ves a contunuación demuestra la burbuja que hay en renta fija (low-volatility) y dividendos, provocado por las continuas inyecciones de liquidez de los bancos centrales y el consecuente comportamiento de los inversores.

También se ve la burbuja que se creó a finales de los noventa con las puntocom.

Hay que estar atentos porque esto tiene que explotar en algún momento, mas pronto que tarde. Lo bueno es que si lo haces bien, esperaraás abajo con las redes preparadas.

Según esto, deberíamos esperar una correción fuerte de poco tiempo y luego…. años muy buenos durante una larga temporada 🙂

Fuente: http://www.leutholdgroup.com/

Cómo protegerte de un “crash bursátil”

En la vida hay pocas cosas incuestionables, y una de ellas es que habrá un nuevo crack bursatil.  No sabemos cuándo ocurrirá ni de que magnitud será, pero que lo habrá es seguro.

Historicamente se han ido alternando periodos de bonanza económica con otros de crisis. En los mercados bursátiles se han ido repitiendo de manera cíclica grandes subidas para posteriormente caer con menor o mayor intensidad (cracks bursátiles).

Si observamos el interminable rally alcista de las bolsas actual, que va marcando cada semana  nuevos máximos, cuesta pensar que habrá caidas sgnificativas, y menos aun que pueda ocurrir un descalabro de las mismas. El ser humano está diseñado para olvidar las malas experiencias pasadas, y quedarse con las buenas.
Un optimismo que nos hace poder continuar a pesar de los pesares.

Para evitar este sesgo psicológico es bueno ponerse un gráfico histórico del mercado que estemos estudiando. Nos hace ganar perspectiva y tener un punto de vista más completo de lo que está pasando.

Mira el gráfico del SPY (ETF del SP 500), en temporalidad mensual (cada barra un mes). Observarás los dos crack más cercanos en el tiempo, el del año 2000 y el de 2008.

La tendencia alcista actual parte del mínimo marcado en marzo de 2009 perdurando hasta la actualidad. Es impresionante observar cómo el SPY pasó de 67 puntos el 06/03/2009 a los 245 puntos alcanzados el 09/06/2017.

Con un simple vistazo podemos darnos cuenta de que el mercado no siempre es alcista; y que las bajadas suelen ser rápidas y abruptas. Cuanto más nos desplazamos hacía arriba en el gráfico más sensación de vértigo nos da y más miedo nos sobreviene ante posibles caidas.

Los inversores de largo plazo siempre han tenido la inquietud de proteger sus carteras ante las grandes caidas del mercado. Según el perfil de cada inversor y la idea que tengan de la gestión de sus carteras, se podrá optar por diferentes soluciones.

Aquí tiene 6 posibilidades que te harán tener una mayor seguridad en tus inversiones. Unas son sencillas y otras complejas. Adáptalas a tu nivel de conocimientos.

1. Comprar y mantener (el famoso “buy and hold“)

Es la manera de protegernos más sencilla pero la más difícil de llevar a cabo.
Es la teoria clásica de que una acción buena nunca se vende, seguida a rajatabla por Warren Buffet.

Sería crear un porfolio de compañias de calidad, que tengan un buen comportamiento en cualquier punto del ciclo económico. Una vez construido se mantiene el porfolio pase lo que pase.

Todo lo anterior suena muy bonito y grandilocuente, pero a la hora de la verdad, sólo los grandes gestores como el oráculo de Omaha es capaz de aguantar perdidas enormes sin perder la calma. Es harto dificil ver como cae a plomo tu inversión, no desesperarse y no vender en el peor momento posible y con la máxima perdida.

Arriba gráfico mensual de Berkshire Hathaway, para que observéis como el señor Buffet, se tragó entre 2008 y 2009 un drawdown (caída entre el máximo y el mínimo) de más del 50 % (el periodo es el que aparece entre las dos flechas marcadas en el gráfico).

La clave está en tener un plan de inversión a largo plazo, y tener grabado a fuego que tu operativa no está en las caidas temporales, sino en captar tendencias alcista a largo plazo. Y que si tu inversión pierde valor volverá a recuperarlo y seguirá creciendo.

El problema de este tipo de inversión (“value”), directo en acciones, es que está al alcance de muy pocos gestores en el mundo. Una manera eficaz de hacerlo es con un etf o fondo índice y siguiendo el bay and hold.

2. Diversifica, diversifica y vuelve a diversificar

Se puede resumir con la aseveración “No metas todos los huevos en la misma cesta”. Se ha de buscar activos descorrelacionados, que tengan un buen comportamiento en las diferentes fases de mercado.

Podemos estar invertidos en diferentes países. Suele ocurrir que el inversor se centre sólo en el mercado nacional con el pretexto de que lo conoce (se da en la mayoría de inversores en todos países del mundo). Es un absurdo que en un mercado globalizado y con las nuevas tecnologías que han abierto los mercados mundiales a golpe de click, nos sigamos centrando en „¿tú qué comprás acciones del Santander o del BBVA?“.

Podemos invertir en diferentes sectores y en diferentes productos financieros (acciones, etfs sectoriales, bonos, oro, REITS, commodities, etc).

De esto ya sabes bastante.

3. Fortalecer tu portfolio con los sectores de consumo básico y utilities

Se suelen comportar mejor que el resto de sectores en los grandes caidas bursatiles. Son productos y servicios que no se ven afectados por el ciclo económico y que siguen siendo consumidos por igual.

Se puede tener en cartera valores individuales como Procter & Gamble,McDonald’s, etc. O bien apostar por ETFs sectoriales que engloban a más empresas. Hay multitud de ellos pero por poner un ejemplo estarían el XLV(etf sectorial de utilities en el sp 500) y el XLP (etf sectorial de consumo básico en el sp 500).

4. Fortalecer y proteger tu flujo de dividendos

Es una fuente alternativa de ingresos que puede paliar en cierta manera las perdidas sufridas por las caidas del valor. No hay que desdeñar ningún ingreso extra que podamos obtener por el camino.

Veámos el ejemplo de la empresa de telecomunicaciones AT&T, y la diferencia entre las cotizaciones del valor y los dividendos ofrecidos a sus accionistas.

5. Media simple móvil de 10 (meses) en el gráfico mensual de un índice de referencia. 

Es bueno mirar el mercado de vez en cuando (cada cierto tiempo). Para seguirlo tomamos un índice de referencia que sea seguido por los inversores. Puede ser el SP 500, el NYSE, o cualquier otro que tenga cierta relevancia.  En el índice elegido se pone en gráfico mensual y se le añade la media movil simple 10. Si el precio atraviesa la mencionada media para abajo, se vende todas las acciones que tengamos en cartera. No se vuelve a invertir hasta que la cotización del índice esté por encima de la media.

6. Proteger tu inversión con la compra de una put (cobertura)

De todas las modalidades comentadas, estaría indicada para inversores que conozcan la temática de las opciones. No sería recomendable si desconoces este complejo y desconocido mundo. Si no lo conoces, solo léelo como información, pero no intentes nada de esto.

Te lo explico breve y sencillamente, para que te sirva como introducción para saber qué se puede conseguir con la compra de una put.

Este es un ejemplo sencillo:
Pongamos que tenemos 100 acciones de McDonald’s en cartera  y queremos proteger su valor de posibles caidas de su cotización actual (154,80 $).

Podemos fijar la protección en cualquier punto por debajo de la cotización del valor, por ejemplo en 150 $. Pues para ello comprariamos una put de McDonald’s strike (precio) a 150$. Pagariamos por ello una prima, y obtendríamos el derecho a vender mis 100 acciones de McDonald’s a 150 $, pase lo que pase en el mercado.

Breves consideraciones con respecto a las opciones. La put comprada tiene una fecha de vencimiento, que eliges cuando la compras, y a partir de la cual perderías el derecho de hacer la venta al precio indicado.

Normalmente la compra de una put da el derecho a la venta de 100 unidades del subyacente al precio estipulado (en este caso acciones de McDonald’s). Las 100 unidades comentadas suele ser lo genérico pero podría diferir por diferentes situaciones de mercado (ampliaciones de capital del valor, etc).

Se pueden comprar puts también de cualquier  ETFs, como puede ser el SPY.
Así en caso de que caiga la acción se vende la put y se cubre la caída. En caso de que lo lo haga, el precio de la put es mínimo.