Movimiento secular de la bolsa: futuro

El estudio de hoy (13 páginas) es una de las cosas más importantes para entender cómo funcionan los ciclos económicos y lo que esperamos de la bolsa en los próximos años.

Los ciclos seculares.

Además este lo relaciona con el ya conocido por nosotros CAPE de Schiller.

Según esto, deberíamos esperar una correción fuerte de poco tiempo y luego…. años muy buenos durante una larga temporada 🙂

Documento:

Understanding Secular Stock Market Cycles.

El valor contable no siempre dice el valor de una compañía

A la hora de analizar las acciones de una empresa, tienes que tener cuidado con el valor contable (P/B: Price to book) porque puede que no obtengas una valoración correcta.
En los últimos años, el número de operaciones con acciones han aumentado, especialmente la recompra, que son elementos que desvirtúan este valor como puedes ver en la siguiente gráfica:

A continuación puedes descargar un estudio de 7 páginas donde se analiza cómo se comporta el valor contable en los últimos años, además de una comparación con el PER (P/E: price-to-earnings) y el EBITDA (beneficios antes de intereses).

Descarga del PDF:
When a “Value” Company is Not a Value

De esta forma podrás tenerlo en cuenta cuando hagas las próximas valoraciones de empresas.

¿Las acciones realmente superan en rentabilidad a las letras del Tesoro?

Hoy te traigo dos estudios sobre la rentabilidad de las acciones y si realmente superan a las letras del Tesoro.
Algunas cifras desarrolladas más adelante son:

  • La mayoría de las acciones no superan a las letras del Tesoro, el 58% tienen peores rentabilidades
  • La gran rentabilidad de la bolsa, realmente es debida a un pequeño porcentaje de grandes ganadores, concretamente al 4% que más rentabilidad dan
  • Las 86 acciones que más riqueza generan, tienen la mitad de la riqueza creada

En la siguiente tabla se pueden ver las empresas que han creado más riqueza en la historia de las acciones en EEUU:

Las 5 primeras empresas (Exxon, Apple, GE, Microsoft, e IBM) tienen alrededor del 10% de la riqueza creada en la vida del mercado de valores de EEUU. Las 10 primeras empresas tienen el 16.26% de los ingresos generados.

Los riesgos de tener acciones individuales

¿Cuánto riesgo tiene comprar acciones individuales? Ésta es la pregunta que muchos inversores se hacen cuando deciden comprar acciones, sin embargo, muchas personas tienden a creerse la historia de que el valor de la compañía XYZ va a duplicarse durante el siguiente año.

Como inversor instruido, es necesario saber las posibilidades de que eso ocurra. Lo que pretende el estudio es presentar la distribución de rentabilidades que uno hubiese ganado teniendo acciones de empresas individuales.

Análisis de rentabilidades

La distribución generada se separa en dos periodos de tiempo, el primero de 1983 al 2006 y el segundo de 2007 a 2014.

Se seleccionan las 3000 empresas que más capitalización tienen en el mercado de EEUU y se comparan una a una al índice Russell 3000. De esta forma, se examinan las rentabilidades en las que un inversor hubiese ganado superando al índice.

Primer periodo: 1983 a 2006

  • La probabilidad de superar al índice por más de un 100% es sólo del 11%
  • El 39% de las acciones individuales tuvieron rentabilidades negativas. Son inversiones que perdieron dinero.
  • El 18.5% de las acciones, perdieron alrededor del 75% de su valor.
  • Una minoría de acciones sobrepasaron a su índice.

Segundo Periodo: 2007 a 2014

  • Alrededor del 54% de las acciones no superan a su índice, respecto al 46% que sí lo hacen.
  • La probabilidad de superar al índice por más de un 100% es sólo del 10%

Así que cuando las noticias dicen que los últimos años han sido buenos para los inversores que eligen las acciones, la probabilidad dice lo contrario. Otra de las desventajas de seleccionar acciones es que el inversor está a merced de riesgos externos, como malas noticias que puedan hacer caer el valor de forma estrepitosa.

Caídas máximas en periodos de 5 años:

  • Entre 1983 y 2006, alrededor del 73% de las empresas tuvieron una caída superior al 50% (la caída máxima del índice SP500 en ese periodo fue del 44%).
  • De 2007 a 2014, la cifra sube al 82% (la caída máxima del SP500 fue del 50%). Tener acciones de empresas individuales puede tener mucho riesgo.

Comprar acciones individuales puede tener mucho riesgo, y batir al mercado es complicado. Elegir acciones puede llevar a grandes caídas, lo que es peligroso para el patrimonio de cada uno. Hay que tener mucha precaución para conseguir tener una cartera bien diversificada.

La distribución de la rentabilidad
Se trata de una distribución con grandes colas que reflejan las realidades observadas de los retornos de las acciones en el largo plazo.

El siguiente gráfico muestra la rentabilidad de las acciones relativas a la rentabilidad del índice Russell 3000 en el mismo periodo de tiempo.

  • 494 (6.1% del total) acciones, sobrepasaron el índice Russell 3000 por al menos un 500% durante su vida.
  • 316 (3.9% del total) acciones perdieron al menos un 500% comparado con el índice.

El siguiente gráfico muestra la rentabilidad anual para acciones individuales relativas a la correspondiente rentabilidad del índice Russell 3000.


La cola de la izquierda es significante. 1,498 (18.6% del total) acciones dramáticamente tuvo una mala rentabilidad respecto al Russell 3000 durante su vida.

El siguiente gráfico muestra la distribución de la probabilidad acumulada de la rentabilidad anual de las acciones:


A continuación se muestran las acciones ordenadas de las menos rentables a las más rentables para comprobar las ganancias producidas por todas las acciones.

La conclusión es que si un inversor fuese capaz de evitar el 25% de las acciones más rentables y sin embargo invirtiese en el otro 75% del total, sus ganancias desde 1983 a 2007 serían del 0% En otras palabras, una minoría de acciones son responsables de la mayoría de las ganancias del mercado.

Entonces, ¿las letras del Tesoro superan a las acciones?
La cuestión parece no tener mucho sentido. Los mercados de valores dan rentabilidades en el largo plazo que exceden las rentabilidades que dan las inversiones de bajo riesgo, pero la realidad es que la mayoría de las acciones no superan a las letras del Tesoro, el 58% de las acciones tienen peores rentabilidades.

Cuando se mira en términos de creación de riqueza, toda la ganancia de la bolsa desde 1926 se atribuye a un pequeño porcentaje de grandes ganadores, concretamente al mejor 4% de las empresas que cotizan en bolsa.

El resultado ayuda a explicar por qué las estrategias activas, que tienden a estar diversificados de una forma errónea, la mayoría de ellas tiene baja rentabilidad, de hecho la estrategia de acciones individuales, tiene peor rentabilidad que el mercado en el 96% de los casos. La probabilidad de elegir acciones superen a las letras del Tesoro es sólo del 20%.

De las 26.000 acciones que aparecen en el CRSP desde 1926, menos de la mitad generaron retornos positivos, y sólo un 42% tiene una rentabilidad superior a las letras del Tesoro. La rentabilidad positiva del mercado, se debe a unas grandes rentabilidades generadas por unas pocas acciones. En relación a la creación de riqueza, 62 empresas (un 0.23% de las acciones) tienen la mitad de las ganancias del mercado.

Estos resultados chocan contra la creencia de que las acciones generan unas rentabilidades muy grandes, pero muestran la importancia de la diversificación de la cartera, pero poniendo atención en el hecho de que carteras mal diversificadas pueden omitir las acciones que generan grandes rentabilidades, de hecho, no suelen batir al mercado. Es cierto que cuanta más diversificación se tiene peor rentabilidad, pero una mala diversificación, está sujeto a un riesgo muy alto.

Bajos rendimientos son normalmente atribuidos a costes de transacción y tarifas que conllevan a un mal talento en la inversión, pero los resultados muestran que un mal rendimiento se debe más a menudo a una mala diversificación, en lugar de estar relacionada con los costes.

Para profundizar más sobre esta información puedes leer los siguientes estudios:

“The Capitalism Distribution”

“Do Stocks Outperform Treasury Bills?”

Sell in may and go away

Así dice una famosa frase entre los grandes inversores en Wall Street..vende en mayo y lárgate.

Pero, ¿realmente es cierto?

¿Tiene sentido vender en mayo y volver a entrar en octubre?

Como las imágenes valen más que mil palabras, te dejo dos que resumen una par de estudios y lo dejan bastante claro.

La primera es sobre la diferencia entre hacer esto o no hacerlo en el S&P 500 durante los últimos 10 años (2007-2016):


En oscuro la rentabilidad invirtiendo entre octubre y abril, y en claro la rentabilidad invirtiendo de manera regular. La diferencia es muy notable.

La segunda y más impresionante (por su rango temporal), desde 1920:

Se ven los resultados de 3 estrategias:

  1. La rentabilidad de invertir a lo largo de todo el año.
  2. Rentabilidad de invertir solo entre mayo y septiembre (linea baja, sin apenas rentabilidad).
  3. Estar invertido en el RV de noviembre a abril y de mayo a octubre dejar todo en letras del tesoro americano a corto plazo (T-Bill).

Esto abre la puerta a otro tipo de estrategia que puedes integrar en tu cartera de inversión a largo plazo. Eso sí, es recomendable hacerlo con Fondos Índice por el efecto fiscal.

En el cuadro está hecho sobre small-caps y t-bills. Se puede adaptar a un Fondo Índice de renta variable mundial y a otro de renta fija a corto plazo.

Dejo que hagas tus pruebas y si quieres las comentas en conmigo o en el foro.

No tienes por qué hacerlo en la totalidad de tu portfolio, puede ser perfectamente un allocation X. Estarías reduciendo el riesgo y aumentariás la descorrelación entre activos.

Te dejo un estudio impresionante, de donde he sacado uno de los dos cuadros.