Cómo construir una cartera para toda la vida (parte I)

Muchas veces montamos nuestra cartera estudiando duro o haciendo pruebas para poder implementarla de la forma que nos gustaría. Pero también tenemos a grandes inversores de los que podemos aprender e invertir desde su experiencia.

Mark Bern, del blog Seeking Alpha nos enseña lo que ha aprendido en sus inversiones, incluyendo éxitos y fracasos y lo que hubiese hecho empezando a una edad temprana.

Invertir para toda la vida comienza con un plan, metas e hitos flexibles en el camino para poder medir el progreso y realizar ajustes.

Su estrategia se basa en el largo plazo, para utilizarla durante décadas y tener fuentes de ingresos en el futuro. Con preferencia en la calidad en lugar de rentabilidad, ya que prefiere tener menos rentabilidad temporalmente que tener la cartera en riesgo.

Hay que estar invertido con un objetivo, diversificando para aumentar las distintas fuentes de ingresos.

 

Cómo construir una cartera para toda la vida según Mark Bern

Hay muchas formas de construir una cartera y elegir el allocation entre distintos tipos de activos. El método que se describe a continuación define cómo hacerlo con una serie de principios y metas para ayudar a mantenerse en el camino correcto, y espero que en este texto y en los emails que vendrán, os ayudará a hacer un sistema de inversión que funcione.

Los métodos usados en esta serie de emails pretenden dar una base flexible de ideas que pueden ser modificadas para encajar con las necesidades de cada inversor. Si estás empezando en tu aventura inversora, es importante establecer un plan con objetivos razonables y metas intermedias. La próxima meta que te marques es importante para aliviar la frustración que puede llevar el querer llegar directamente al objetivo final (que normalmente será dentro de 20, 30 años o más). Cada vez que llegues a una meta, sigue hacia la siguiente.

Cuando Mark estaba en la escuela con 20 años, se fijó una meta de ahorrar 25.000$. En los años 70 era mucho dinero y le costó llegar 4 años después de graduarse. La siguiente meta fue doblarlo a 50.000$, luego a 100.000$, y desde ahí se fijó cada meta en otros 100.000$

Lo bueno de tener un plan es que cada vez es más fácil llegar a la siguiente meta porque no lo haces solo, el dinero trabaja para ti también. O al menos debería hacerlo si lo haces bien.

Mark reconoce que se salió del camino un par de veces, lo que le llevó a problemas, y es que siempre se aprende durante toda la vida, incluso un gran inversor como él.

Era bueno ahorrando, pero la parte de la inversión no funcionaba tan bien como esperaba, así que cada vez asumió más riesgo para poder conseguir esas metas intermedias de una forma más rápida.

La famosa frase de la película “Wall Street”: La avaricia no es buena para la mayoría de inversores”, es algo muy importante a tener en cuenta. Si arriesgas, cuando ganas, ganas mucho, pero cuando pierdes, pierdes muchísimo. Si una inversión pierde un 50%, necesitas que esa inversión crezca un 100% para recuperar lo perdido.

Así que a Mark le costó una década darse cuenta de lo que estaba haciendo mal. Fue cuando leyó un estudio en el que mostraba que el 40% de la rentabilidad total del S&P500 venía de los dividendos en el largo plazo (30-50 años de ahorrar e invertir). Fue entonces cuando se dio cuenta ese 40% de potencial que las acciones que podían ofrecer. Eso fue revolucionario para él y así evolucionó como inversor.

Durante su formación, una pareja casada con un bebé fueron a pedirle ayuda. ¿Cómo podían invertir desde ese momento para cuando su hijo fuese a la universidad? Eran los años 80 cuando los tipos de interés era muy altos (un 15% para letras del tesoro a 30 años). Ellos no querían invertir en acciones, así que les sugirió invertir en letras del tesoro. Ellos invirtieron y Mark no, y ganaron un 12% anual. Cuando el niño cumplió los 18 años, vendieron los bonos que habían comprado por 25.000$ por 200.000$. Y si hubiesen aguantado los 30 años hubiesen acumulado 750.000$. Por supuesto tuvieron que pagar las tasas por la plusvalía, pero aun así fue un gran negocio.

Este tipo de inversión no es posible hoy en día con los tipos de interés tan bajos, pero nos enseña que cuando se presenta una oportunidad, hay que cogerla. El péndulo siempre se balancea hacia los extremos y siempre van a ocurrir esas oportunidades en un tipo de activo o en otro.

El propósito de toda esa experiencia es dar respuesta a la forma de invertir y por qué hacerlo en el largo plazo, incluso ahora que Mark tiene 66 años. Necesita que su dinero dure al menos otros 20 años, e incluso quiere dejar algo para sus herederos. Eso es lo que claramente se denomina el largo plazo.

Y esa es la forma de inversión que vamos a ver: en el largo plazo haciendo crecer las fuentes de ingresos.

¿Cuál es tu horizonte de tiempo? Piensa en ello y defínelo bien. No solo inviertes para el día en el que te jubiles, sino para unos 20-30 años más, así que tu objetivo se tiene que alinear con tus necesidades.

 

Tres formas de construir una cartera

Hay tres formas eficientes de construir una cartera para una estrategia de buy&hold para el largo plazo. Si te dedicas al trading como se dedicó Mark antes de aprender varias lecciones de inversión, hay muchas otras formas y sistemas de inversión que no se van a tratar aquí.

Las estrategias son:

  1. Comprar en las caídas
  2. Dollar cost averaging
  3. Comprar sólo después de un mercado bajista

La estrategia que más utiliza es la última, comprar sólo después de un mercado bajista, por eso en los últimos años no ha estado muy activo ya que los precios alcanzan cada día máximos históricos. No está prediciendo un hundimiento del mercado, pero los mercados bajistas hace ya tiempo que se han pasado.

Estamos en medio de una corrección, y no sabemos si pasará a ser un mercado bajista o si los mercados estarán marcando records durante mucho más tiempo. Pero Mark está guardando sus dividendos e intereses para la próxima oportunidad que venga.

En esta estrategia se aprovecha los precios bajos que no son frecuentes y así no es necesario poner stops, que a veces pueden ser peligrosos. Con tantos traders, a veces el mercado sufre correcciones muy grandes dentro del mismo día, como por ejemplo ocurrió el 6 de mayo de 2010, donde ciertos inversores perdieron un 30% adicional al precio donde habían puesto el stop. El Dow Industrials Index (DJIA) cayó 600 puntos en 5 minutos para volver arriba y recuperar casi todas las pérdidas de ese día.

Comprar en las caídas ha funcionado muy bien para los inversores desde marzo de 2009. Es una buena forma de añadir acciones de calidad a una cartera cuando la valoración está por debajo de la media histórica.

Cuando el valor de las acciones de una gran compañía cae más de un 10%, compra más. Es simple y funciona durante mercados alcistas, pero no funciona tan bien durante un mercado bajista, como es obvio. Si la acción cae un 10%, compras y vuelve a caer otro 10% puede ponerte nervioso y que te cuestiones tu forma de invertir. El inversor a largo plazo tendrá ganancias al final, pero en el corto plazo puede sufrir grandes pérdidas de esta forma. El mercado se repondrá y con acciones de calidad, también se repondrá la cartera. Los dividendos se seguirán pagando añadiendo dinero en efectivo para ser invertido y crear más ganancias.

En la estrategia de Dollar Cost Averaging el inversor continúa invirtiendo la misma cantidad en el mismo activo en periodos de tiempo prefijados. Cuando la acción está cara, se compran menos acciones, y cuando está barata se compran más acciones por el mismo precio. Es una estrategia sencilla ya que elimina el timing a la hora de decidir invertir. No optimiza la rentabilidad pero es una forma sencilla y tranquila de invertir. La selección de estos activos también es una parte importante.

 

Qué tipo de activos incluir

La respuesta sencilla es “todo”. El objetivo es tener una gran diversificación entre distintos tipos de activos para reducir el riesgo cuando esos activos están descorrelacionados.

Los activos que tiene Mark son:

  • Acciones individuales
  • ETFs
  • Bonos (corporativos, municipales y de gobiernos)
  • Propiedades inmobiliarias
  • Metales preciosos

¿Todo el mundo debería tener de todo? No necesariamente, ya que cuantos más activos distintos, hay que tener mayores conocimientos sobre lo que se invierte. Deberías mantenerte con lo que entiendes. Esta es la regla más básica y el mejor consejo que se puede dar.

El siguiente consejo es: no pares de aprender. Cuanto más conozcas, más oportunidades aparecerán. Pueden pasar años hasta tener una tranquilidad necesaria como para añadir un nuevo activo a tu cartera, pero la paciencia suele merecer la pena la espera. Cuanto más conozcas sobre el activo, también entenderás que hay mejores épocas para invertir en eso. Reconocer ese momento es una de las partes más importantes sobre la inversión, lo que requiere mucha paciencia.

Por supuesto, se puede invertir en acciones y bonos para cubrir la mayor parte de los activos descorrelacionados. Para invertir en el mercado inmobiliario, se puede invertir en REITs (real estate investment trusts). Para invertir en metales preciosos uno puede hacerlo a través de fondos.

Hay beneficios y desventajas en cada activo que se añade a la cartera, que veremos en próximos emails, donde veremos el allocation de Mark y como lo ajusta.

 

La paciencia y los ingresos son la clave del éxito a largo plazo

Otra vez se repite el tema de la paciencia, pero es lo más importante que ha aprendido Mark en sus inversiones.

Se enganchó a comprar acciones de empresas que aumentaban sus dividendos año tras año, lo que le funcionó muy bien hasta que se produjo la corrección de 1987 y perdió una gran cantidad de sus inversiones.

Ese fue el momento en el que aprendió sobre la diversificación en distintos activos para proteger aquello que le había costado tanto acumular.

Ahora Mark tiene fuentes de ingresos de distintas fuentes, y aumentan cada año. Esa es su meta a corto plazo, aumentar cada año sus ingresos incluso en mercados volátiles. El valor puede aumentar o disminuir en el corto plazo, pero mientras sus fuentes de ingresos aumenten se siente bien con su forma de invertir. Cuanto más tiempo inviertes con una estrategia con la que te sientes cómodo, más confianza tienes en lo que estás haciendo.

 

Conclusión

Si quieres ser millonario, necesitas invertir como uno de ellos. La gente con grandes riquezas no necesitan las fuentes de ingresos de las inversiones, así que no necesitan invertir a no ser que haya chollos.

Piensa bien en esto por un momento, hay oportunidades disponibles la mayoría del tiempo en uno u otro tipo de activos, así que hay que identificarlos para tener la mejor rentabilidad en el largo plazo en cualquier momento.

Las personas que no son ricas, parece que necesitan tener todo su dinero invertido todo el tiempo. Así no es como lo hace Warren Buffet, por ejemplo. Siempre le gusta tener grandes cantidades de dinero disponibles para los momentos en los que aparecen esas oportunidades. No invierte para tener su dinero siempre trabajando, invierte cuando encuentra una oportunidad a largo plazo que no se produce de forma frecuente.

Buffet considera el dinero en efectivo como una opción en el futuro. Lo que significa que las oportunidades de la inversión se presentan siempre en algún momento si uno es paciente.

 

Ir a la segunda parte del curso -> Cómo construir una cartera para toda la vida (parte II)

Cómo construir una cartera para toda la vida (parte II)

Después de la primera parte para crear una cartera para toda la vida, vamos a seguir aprendiendo de la experiencia de Mark Bern para saber cómo hacer un allocation de los activos.

Aunque antes de empezar a preocuparse por los activos, es importante tener un fondo para emergencias con el que puedas vivir varios meses si depender de nada más, independientemente de tu edad.

Después de esto, una buena forma de añadir activos es buscar cuándo está barato comparado a la media histórica. De esta forma nos dará unos ingresos en el largo plazo bastante buenos.

 

Allocation de activos a vista de pájaro: ¿Cuánto de cada?

Para saber cuánto tener de cada, es importante responder a las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuál es el periodo que quieres tener la inversión?
  2. ¿Cuáles son las metas a largo plazo y cómo va a ayudarme cada activo a conseguirla?
  3. Una muy importante que pocos inversores se hacen: ¿Qué activo tiene mejor precio en el momento en el que voy a invertir?

Antes de decidir en qué invertir, es importante saber el horizonte temporal para el que se invierte y que es diferente para cada persona. Con un buen planteamiento y metas razonables cualquiera puede jubilarse cómodamente. Pero el punto en el que empezar es definiendo el horizonte temporal.

Un planteamiento de inversión con tres horizontes temporales sería el siguiente:

1.- El primer horizonte es para los gastos corrientes que tenemos mes a mes, que se paga con los ingresos mensuales y ganancias por dividendos o pagos frecuentes de distintas inversiones.

2.- El segundo horizonte puede ser la jubilación o unos gastos a largo plazo, como los estudios de los hijos. Para esto, es necesaria una inversión que bata a la inflación y que crezca para afrontar esos gastos futuros.

3.- El tercer horizonte que no todos eligen es cuánto dejar a los hijos o cuánto donar al fallecer. Es una cuestión personal. Se trata de una inversión a muy largo plazo.

Según los horizontes que se tengan las inversiones varían, debiendo elegir cuando se alcance la fecha objetivo, la cantidad de dinero que se quiere tener, y viendo las opciones realistas del ahorro y las rentabilidades que se pueden conseguir para obtenerlo.

 

La inversión de Mark: conseguir ingresos

Tener activos de calidad es lo que va a permitir llegar a esos objetivos. Cuando se invierte a largo plazo, es preferible pensar en futuros flujos de ingresos más que en la apreciación de los activos. Cuando se eligen buenos activos que proporcionen esos ingresos (cashflow), la apreciación suele venir con él. Y aunque haya temporadas malas donde el activo se deprecie, el flujo de dinero seguirá llegando.

Para Mark, invertir consiguiendo ingresos le ha funcionado mucho mejor en su experiencia.

Ahora llega la gran pregunta: “¿qué activo presenta el mejor valor cuando se tiene dinero para invertir?”

Aquí el timing es lo más importante. Cuando un inversor tiene dinero, quiere invertirlo cuanto antes. Y debería hacerlo, pero puede hacerlo directamente o esperando las oportunidades.

Si no hay un buen activo en el que invertir en ese momento, Mark mantiene dinero en efectivo hasta que llega una inversión potencial con un buen valor a largo plazo. Es value investing pero con un ligero cambio. De esta forma abrimos más oportunidades que un simple inversor en acciones se pierde por completo.

Y mientras se espera, ¿dónde poner el dinero? Mark lo tiene en el VFIIX Vanguard GNMA. La razón es que durante la crisis de 2008, el VFIIX subió cuando el resto de activos bajaba. Además, desde el año 2000, sólo un año ha tenido una rentabilidad negativa que fue en 2013 con una caída del 2,23%. Año a año suele tener una rentabilidad similar, así que ofrece cierta seguridad a la hora de esperar las oportunidades para invertir.

En la última década han aparecido varias oportunidades. A mitad del 2009, el mercado de acciones empezaba a remontar y había buenas empresas con un precio inferior al que deberían tener. Pero los precios de los bienes inmuebles todavía estaban cayendo. El precio de los metales había caído para llegar a un nuevo máximo por miedo a la inflación. Los bonos cayeron y tenían un buen valor en 2010.

Las letras del tesoro les dieron a los inversores en 2008 una buena rentabilidad para luego caer en 2009 cuando parecía que la crisis había acabado. Luego volvió a subir en 2010 cuando los inversores buscaban seguridad para volver a caer en 2011 cuando la economía se estabilizó. Desde entonces las acciones no han hecho más que subir.

 

Cada activo tiene un buen valor cada ciertos años.

De esta forma, no se trata de cuándo tienes dinero disponible para invertir, si no de tener dinero disponible cuando la oportunidad aparece.

El allocation entre activos puede variar con el tiempo. Mark añade activos cuando cumple sus criterios para la inversión a largo plazo. No se trata de tener un porcentaje fijo en uno u otro activo, si no de añadir un activo cuando tiene buen precio.

Siempre teniendo en cuenta no acumular demasiado del mismo tipo de activo para tener una buena diversificación. Como referencia, fondos y acciones es donde Mark tiene la mayoría de sus activos, con alrededor de un 50% de su cartera total. El dinero a corto plazo forma un 22%, el mercado inmobiliario un 15%, los bonos son un 10% y el 3% restante son metales preciosos.

No hay un número mágico para él en nada, simplemente comprar cuando algo se encuentra barato respecto a su serie histórica. De esta forma puede ofrecer mejor rentabilidad en el largo plazo.

Según cuenta, ojalá hubiese sabido esto cuando tenía 25 años. Lo que hacía antes era ahorrar tanto como podía e invertir buscando la rentabilidad. Ahora se fija más en la calidad y en los ingresos que le pueden generar, dejando que la rentabilidad se ocupe ella sola. Y es muy importante minimizar las caídas con estos activos descorrelacionados.

 

Allocation en cada clase de activo

A continuación vamos a ver cómo hacer el allocation y por qué. Ese por qué puede cambiar para cada persona. La razón por la que no elegir un activo puede ser por no tener tiempo de estudiarla y aprenderla.

La inversión en cada activo se va aprendiendo con el tiempo, invirtiendo un poco hasta comprenderlo del todo. Los errores van a aparecer mientras se invierte, por lo que mientras se está aprendiendo es mejor poder perder poca cantidad.

Cada uno debe aprender los activos que más le convienen.

El propósito de tener varias clases de activos es el de reducir el riesgo gracias a la diversificación. Si concentras mucho en una categoría o en un tipo de activo, podrías acumular muchas pérdidas.

Aunque ha habido pocos sitios donde refugiarse durante las grandes crisis, algunos activos se han comportado mejor que otros. Y gracias a la diversificación, ayuda a reducir las pérdidas. Aunque ya que en las crisis hay pérdidas, lo importante es tener activos que cuando llegan al fondo se recuperen lo más rápido posible.

En orden, suelen rebotar primer los bonos, especialmente las Letras del Tesoro, luego las commodities (incluyendo metales preciosos), luego las acciones y finalmente el mercado inmobiliario.

Es importante tener en cuenta que al final, todos los activos rebotan, se recuperan y vuelven a subir. Es una de las lecciones más importantes de aprender. No vendas cuando todo parece perdido.

“Compra cuando haya sangre en las calles, incluso si la sangre es tuya”. Es una frase atribuida al Baron Rothschild, que durante el siglo 18 hizo una fortuna comprando durante el pánico que siguió a la pérdida de Napoleón en Waterloo.

 

Allocation en acciones

Es importante tener una cartera de acciones diversificada en sectores empresariales y distribuida en el mundo.

Éstas son cinco reglas básicas de Mark para hacer un buen allocation.

1.- Tener como máximo un 10% de lo invertido para recuperar fácilmente y poder aprovechar situaciones especiales.

Poner un límite en esta cantidad permite que no se esté cambiando continuamente de estrategia o tomando riesgos innecesarios a la hora de invertir impulsivamente en alguna oportunidad.

2.- Tener acciones de por lo menos 8 sectores diferentes

Normalmente todos los sectores no se ven afectados por igual, por lo que las subidas y bajadas irán rotando, reduciendo el riesgo de la cartera. Con un fondo es fácil estar en tantos sectores o más.

3.- Invertir en sectores o industrias que puedas entender

Necesitas tener la confianza que donde tienes tu dinero es un mercado en el que entiendes de dónde vienen los beneficios y cómo se revalorizan esas acciones. No intentes buscar pelotazos en cosas innovadoras que tienen poca explicación, porque puedes perder mucho dinero.

4.- Invertir en fondos o compañías de calidad con revalorizaciones o dividendos consistentes incluso en los peores ciclos económicos.

Aunque rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, cuanto mejor estudiado y elegido esté el lugar donde invirtamos, más seguridad podemos tener en nuestra inversión.

5.- No invertir más de un 20% en un mismo sector.

Aunque haya un activo muy atractivo, ese es el límite donde podemos cortar y buscar otro lugar donde invertir y diversificar. Además, si una parte de la cartera se revaloriza mucho, se rebalancea para que no coja demasiado peso.

Incluso dentro de las acciones, cada sector tiene sus ciclos, que incluso pueden llegar hasta los 30 años. Lo importante es detectar cuándo los precios están baratos para saltar a esa oportunidad y añadirla a la cartera para tener un extra de rentabilidad.

 

Allocation en bonos

Aunque puede parecer la parte más aburrida es algo a tener en cuenta cuando aparecen buenas oportunidades.

Hace bastantes años, llegaban a ofrecer un 7%, lo que parecía poco para lo que se revalorizaba el mercado. Hoy eso por un bono nos parecería algo fantástico.

En los años 80 incluso llegaron al 15%. Por lo que aunque ahora no parezca muy atractivo, no hay que descartarlo cuando surja la oportunidad.

Además, es una forma de diversificar que suele estar descorrelacionada de las acciones.

 

Allocation en el mercado inmobiliario

Ésta es un área complicada donde se puede ganar mucho, pero también donde una mala decisión puede hacer perder otro tanto. Hace falta conocer este mercado para invertir en él con seguridad.

Mark dice que es donde ha aprendido las lecciones más duras. Con su experiencia, le gusta elegir inmuebles en ciudades, principalmente capitales, con un crecimiento sostenible, industria, universidades, y que no depende de unas pocas empresas.

Para ver una forma de ver la rentabilidad aquí, vamos a hacerlo con un ejercicio.

Comprar una vivienda de 100.000€ con una entrada del 20%. De esta forma la inversión es de 20.000€, no el valor de toda la vivienda. Si consigues un alquiler de 100€ mensuales por encima de la cuota de una hipoteca más los gastos de la vivienda. La ganancia serían de 1.200€ al año, un 6% de esos 20.000€ iniciales.

Si el precio del alquiler sube cada año, la rentabilidad también subiría hasta que estuviese la hipoteca pagada, y a partir de ahí sería todo beneficio.

Realmente nunca es tan sencillo, siempre hay gastos adicionales, periodos donde puede que la vivienda no esté alquilada o cualquier otro suceso.

Si decides entrar en este mercado, nunca seas muy emocional sobre la propiedad, y si surgen problemas, simplemente déjalo ir aceptando la pérdida. Siempre habrá otra oportunidad si eres paciente. Aunque siempre es más fácil decirlo que hacerlo.

Ten en cuenta que es sólo una forma de diversificar y nunca un lugar donde apostar todo tu dinero.

 

Allocation en metales preciosos

Invertir aquí es algo muy personal y depende de la preferencia de cada inversor. Tener algo invertido aquí viene bien como precaución y poder tener algo con valor si los mercados financieros sufren una gran catástrofe. Para eso también sería necesario tener los metales preciosos físicamente, si solo quedase eso en el mundo con lo que pagar.

Como referencia, Mark no utiliza el oro como inversión. Guarda algunas bolsas de oro y plata, como un seguro contra la inflación, ya que si un día el dinero pierde todo su valor, al menos tendría algo con lo que poder intercambiar para alimentar a su familia durante un tiempo.

De esta forma, cada inversor debe decidir si quiere entrar en esta clase de activo.

 

Conclusión

Hasta aquí hemos visto los consejos de Mark Bern para diversificar la cartera y las clases de activos que podemos tener al hacer una cartera para toda la vida.

Es importante tener en cuenta nuestro perfil de riesgo y nuestros conocimientos para estar preparados cuando vengan las oportunidades en cada clase de activo.

Recuerda que la paciencia siempre es la parte más importante a la hora de invertir.

 

FONDOS ÍNDICE

1. Aspectos previos

Es un apartado especial, porque no es fácil encontrarlos y menos en euros. El caso de los ETFs es diferente.

Por supuesto los tienes también en dólares. El tema de la divisa es personal y depende de los objetivos y la construcción de la cartera.

Lo ideal es tener una cartera que combine ETFs con Fondos Índice, puesto que la estructura de funcionamiento es diferente. Los Fondos Índice más baratos de mercados pueden ser más  baratos que los propios ETFs porque solo tienen el gasto del coste de gestión.

La otra razón por la que es bueno tener tanto ETFs como Fondos es que diversificamos en depositario. En el caso de los Fondos Índice nuestro dinero está directamente en la gestora (Vanguard, Amundi, etc) y también diversificamos en la garantía de depósito última.

La otra ventaja del Fondo Índice sin límite de inversión es que puedes invertir cada mes con el mínimo (por ejemplo 200 euros). En el caso del ETF esto no “sale a cuenta” porque la comisión del broker + spread es alta en % en relación a lo invertido. Como en el Fondo Índice no tienes este problema es muy bueno para pequeñas aportaciones.

Como inversores retail los mejores Fondos Índice se centran, casi de manera exclusiva, en Vanguard. El resto o son muy caros (comisiones muy altas) o la barrera de entrada es alta por lo que dejan de ser interesantes. En la selección que aparece abajo hay otras gestoras adicionales.

Si nos salimos de los Fondos Índice amplios, baratos y con muy baja barrera de entrada, directamente dejan de ser una opción.

A continuación os muestro una selección de los que se pueden contratar.

 

2. ¿Dónde?

¿Dónde contrartarlos en España?

En España el único sitio que conozco que los comercializan a inversor retail es BNP Paribas y para el caso de los Vanguard sin límite de inversión. Esto es ideal para las pequeñas aportaciones mensuales.

Fondos en BNP Paribas: https://pi.bnpparibas.es/fondos/buscador-de-fondos-de-inversion

Si alguno de los indicados no está lo puedes pedir.

Para los residentes en Europa, las gestoras sin Europeas. Por ejemplo los fondos Vanguard pertenecen a la gestora de Vanguard que está en Irlanda.

Los que aquí se listan están listados en la CNMV, son traspasables (diferimiento fiscal) y de acumulación.

 

3. ¿Cuáles?

A continuación te presento una selección de los que considero mejores. Al lado de cada fondo pongo el índice que siguen y el ISIN. Es muy importante saber el índice que siguen, para saber donde invertimos y el objetivo a perseguir.  Los aquí expuestos siguen índices mundiales amplios conocidos, todos son grandes elecciones.

 

Renta variable

Mundial (Global)

USA

Europa

Pacífico

Emergentes

Inmobiliario

 

Renta Fija

Medio Plazo

Corto Plazo

Vinculada a la inflación

  • Vanguard Eurozone Inflation-Linked Bond Index Fund. IE00B04GQQ17.

 

4. Notas

La idoneidad debe estar dentro de una cartera personal estudiada y perseguir objetivos concretos dentro de la misma, más allá de su rentabilidad.

Los costes también son importantes. Como he apuntado al inicio, los Vanguard son los mejores de lejos, además sin límites de entrada. Pero aquí de nuevo cada uno debe elegir el que más le convenga más allá de estos costes, por esta razón se exponen otros.

Esta selección está centrada para alguien que reside en Europa y con especial hincapié en España. Si resides fuera de Europa escribe un comentario. En caso de dificultad alta lo mejor será irse directamente a los ETFs. Además en otros países los que tienen ventaja fiscal son precismante los ETFs.

Oro. Alternativas al GLD

Este curso nace a partir de la entrada del MIFID II, la directiva europea que regula los mercados de inestrumentos financieros, que ha provocado que la mayoría de brokers no puedan ofrecer activos financieros del mercado USA, al menos temporalmente.

Es un tema que viene muy bien estudiar, ya que no se conoce muy bien más allá del famoso ETF SPDR® Gold Share o más conocido por su ticker ‘GLD’, uno de los ETFs con más volumen del mundo y con mejor puntuación en todos los sentidos.

Es interesante y bueno ver qué alternativas tenemos en Europa y también en euros.

En Europa tenemos más dispersión que en Estados Unidos donde un producto cotiza en una bolsa. En el viejo contienente podemos tener el mismo producto cotizando en diferentes bolsas de diferentes estados miembros.

Debido a esta singularidad, he hecho una selección de los ETFs con mayor volumen de dinero bajo gestión por país emisor, los más potentes. Aunque el subyacente sea el mismo (en nuestro caso el oro) podemos tener diferentes tickers, lo que cambia es el volumen en cada bolsa. Lo mejor es elegir aquel lugar donde hay más volumen de contratación, ya que condiciona el resto de elementos relevantes del ETF, como el coste de gestión (expense ratio), el spread y el error de seguimiento del índice (tracking error).

 

1. Francia

Gold Bullion Securities ETC

Ticker: GBS
ISIN: GB00B00FHZ82
Moneda: Euro
Coste: 0,40%
Patrimonio bajo gestión: 3.838 millones
Volumen de negociación: 5.379 millones
Info → https://goo.gl/6UyaxH

2. Alemania

Xetra-Gold (EUR)

Ticker: 4GLD
ISIN:   DE000A0S9GB0
Moneda: Euro
Coste: 0,35% anual
Patrimonio bajo gestión: 6.105 millones
Volumen de negociación: 110.161 millones
Info → https://goo.gl/jY4HcG

 

ETFS EUR Daily Hedged Physical Gold ETC

Ticker: GBSE
ISIN: DE000A1RX996
Moneda: Euro
Coste: 0,39% anual
Patrimonio bajo gestión: 237 millones
Volumen de negociación: 31.770 millones
Info → https://goo.gl/FDd2ej

 

db Physical Gold Euro Hedged ETC

Ticker: XAD1
ISIN: DE000A1EK0G3
Moneda: Euro
Coste: 0,29% anual
Patrimonio bajo gestión: 1.531 millones
Volumen de negociación: 10.241 millones
Info → https://goo.gl/ajnXL2

Este mismo cotiza en la bolsa de Milán, donde tiene más volumen de contratación.

 

3. Italia

ETFS Physical Gold (EUR)

Ticker: PHAU
ISIN: JE00B1VS3770
Moneda: Euro
Coste: 0,39% anual
Patrimonio bajo gestión: 6.530 millones
Volumen de negociación: 22.789 millones
Info → https://goo.gl/GGHuYr

 

4. Reino Unido

Source Physical Gold P Certs

Ticker: SGLD
ISIN: IE00B579F325
Moneda: Dólar
Coste: 0,29% anual
Patrimonio bajo gestión: 4.845 millones
Volumen de negociación: 410.433 millones
Info → http://www.morningstar.es/es/etf/snapshot/snapshot.aspx?id=0P0000L2QW

 

iShares Physical Gold

Ticker: IGLN
ISIN: IE00B4ND3602
Moneda: Dólar
Coste: 0,25% anual
Patrimonio bajo gestión: 3.360 millones
Volumen de negociación: 130.166 millones
Info → https://goo.gl/VoVX6p

 

Gold Bullion Securities ETC

Ticker: GBS
ISIN: GB00B00FHZ82
Moneda: Dólar
Coste: 0,40%
Patrimonio bajo gestión: 3.3840 millones
Volumen de negociación: 27.059 millones
Info → https://goo.gl/bjQS1u

 

5. Comparativa de los ETFs

Comparativa de largo plazo:

 

Los que aparecen por debajo no quiere decir que sean peores, sino que comienzan a funcionar más tarde y el inicio no coincide en la escala (y por lo tanto no podemos compararlo). Pero si no comparamos en varios periodos nos puede llevar a confusión. Luego lo veremos.

 

 

Si acotamos el rango temporal podemos comparar varios. Los dos señalados se comportan peor en este periodo, pero en el año 2007-2008 (cuando la renta variable cayó a plomo) fueron los que más subieron, por lo que su objetivo de cubrir esa pérdida lo cumplieron mejor.

 

 

Ahora acortamos el rango temporal todavía mas para comparar todos. Los tres señalados son ETFs que han tenido peor comportamiento. Esto no quiere decir que en periodos anteriores, lo hubieran hecho mejor, pero es un criterio válido para elegir entre los ETFs que he preseleccionado.

De por sí son los ETFs con mayor volumen, pero con este criterio de comportamiento filtramos un poco más para elegir uno.

Los mejores ETFs, en principio, son el GBS y el 4GLD.

Ten en cuenta que el GBS es el mismo ETF en Francia (GBS) que en Londres (GBSX), lo único que cambia es la bolsa donde cotiza y que uno está en ueros y otro en dólares.

 

6. Inversión directa en oro físico

La otra opción es invertir directamente en oro físico. Antes era más complejo, había que conocer bien el mercado, los exchanges.

Ahora lo tenemos fácil, como ya expliqué en este artículo:

Tienes explicado con detenimiento y detalle el proceso de inversión dentro de la plataforma, las ventajas e inconvenientes que presenta respecto a los ETFs.

Lo bueno es que, a parte de invertir de la manera tradicional, sin tener que acudir a los mercados cotizados mediante un activo financiero (en nuestro caso un ETF) además podemos elegir:

1) La divisa base; euro, dólar o libra

2) Los cinco mercados más importantes del mundo: Zurich, Londres, Nueva York, Toronto y Singapur

Y de paso diversificamos nuestro dinero en otro banco y otra plaza segura.

Podemos comprar directamente desde un gramo de oro y está custodiado a nuestro nombre en las cámaras acorazadas más seguras.

Lo puedes hacer a través de Bullion Vault, la misma empresa que permite invertir en Whisky. Reino Unido.

Dos elementos importantes:

Rentabilidad

La rentabilidad de la inversión en oro, antes de comisiones, es mayor que la de la inversión a través de cualquier otro tipo de vehículo, como el ETF.

El problema es que después de los costes, para un capital pequeño, suelen tener mejor rentabilidad los ETFs (básicamente GLD y IAU).

Una de los elementos adicionales para la seguridad de la cartera, es que diversificas en un producto que no cotiza. No tiene riesgo de cotización, aunque este sea bajo para el oro, dado que el ETF de réplica física, el GLD, refleja el valor real del oro.

Costes

Este es un punto muy importante. Existen fundamentalmente dos costes; de almacenamiento y custodia, y de seguro.

– Coste de almacenamiento y custodia: 0,5%

– Coste del seguro: 0,01% mensual con un mínimo de 4$/mes.

Si solo inviertes 500 euros el coste del seguro se dispara porque el mínimo al mes, que son 4$, supone casi un 1% mensual.

Con 10.000 euros los costes anuales serían de 1,1% anual. Con 20.000 euros unos 0,8% anual.

Esto debes tenerlo en cuenta, como el hecho de que con el oro no buscamos el activo más barato o más rentable, sino el más seguro.

 

7. Notas finales

La elección, como siempre, depende de tu situación y objetivos.

La inversión directa en lingotes es una vía estupenda, no obstante, si el dinero que vas a aportar a oro es pequeño, tiene más sentido que lo hagas a través de cualquiera de los ETFs que hemos visto.

En cuanto a los ETFs, me inclino por el 4GLD o el GBS en cualquier de sus versiones.

Te aconsejo que leas el artículo de la inversión directa en lingotes ya que explico de manera detenida cómo funciona.

Información MIFID II → http://www.cnmv.es/portal/MiFIDII_MiFIR/MapaMiFID.aspx

Cómo diseñar una cartera permanente

A la hora de realizar nuestra cartera, existen numerosas estrategias y activos que podemos elegir.

Hay muchos inversores que elegimos una cartera permanente como parte principal de las inversiones. Si elegimos este método como nuestro “core”, existen varios activos y carteras distintas que podemos elegir.

Los principales activos para una cartera son los siguientes:

Activo Tipo de activo Índice de referencia
US Gran Capitalización Acciones S&P 500
US Pequeña Capitalización Acciones French Fama Small Cap
Extranjero desarrollado Acciones MSCI EAFE
Extranjero emergentes Acciones MSCI EEM
Bonos corporativos Acciones/Bonos Dow Jones Corporate
T-Bills (Letras del tesoro) Bonos U.S. Bills
Bonos a 10 años Bonos U.S. bonos a 10 años
Bonos a 30 años Bonos U.S. bonos a 30 años
Bonos extranjeros a 10 años Bonos Bonos extranjeros a 10 años
TIPS Activos reales Barclays
Commodities (materias primas) Activos reales GSCI
Oro Activos reales GFD
REITS (Bienes inmuebles) Activos reales NAREIT

Aunque hay muchos más, esto es lo principal desde lo que partir para la cartera.

Dentro de ellos podemos elegir fondos, ETFs, Crowdlending o distintas plataformas alternativas.

Para los ETFs puedes buscar más posibilidades gracias a esta herramienta.

De todos los activos anteriores, vemos en la siguiente gráfica su rentabilidad en el tiempo:

Del libro “Global Asset Allocation” de Mebane Faber (2015, Ed.Meb Faber).

No se muestra en cada línea a qué pertenece cada activo porque lo más importante es ver que en el largo plazo, todos los activos tienen rentabilidad positiva. Es lo más importante para la cartera, donde tenemos que tener confianza que en el largo plazo va a funcionar y no debemos actuar en el corto plazo. Ya que nuestra intuición nos puede jugar una mala pasada.

En esta tabla puedes ver la rentabilidad real (descontando la inflación) en el periodo de 1973-2013. Se puede ver la rentabilidad en cada década y también en el periodo entre 1973-1981 que fue especialmente malo para la mayoría de activos.

Del libro “Global Asset Allocation” de Mebane Faber (2015, Ed.Meb Faber).

 

Eligiendo todos estos activos como referencia hay numerosas carteras que se pueden realizar dependiendo del riesgo que queramos asumir.

Es importante ver la descorrelación entre ellos y que cuando unos van bien, otros no van tan bien. Eso nos va a permitir hacer una cartera que funcione bien en distintos estados de la economía.

Dónde encontrar este tipo de activos

Para cada uno de estos activos, hay distintas formas que puedes contratarlos, por ejemplo, se pueden tener en cuenta los siguientes:

Debemos tener en cuenta que renta fija deberíamos tenerla en zona euro para no tener riesgo divisa asociado. Podemos complementarlo con Crowdlending en plataformas como Circulantis (curso) o Mintos.

Los ETFs los podemos contratar en un bróker como Interactive Brokers o sus filiales españolas. Y los fondos podemos contratarlos a través de bancos como BNP Paribas.

Estos son unos fondos y ETFs de referencia, pero no dudes en buscar los que más te convengan y diversificar por gestoras.

Ahora vamos a ver distintas carteras que podemos hacer con estos activos.

 

Cartera Permanente

Una de las carteras más famosas es la de Harry Browne, que es la cartera permanente. Una cartera con un riesgo muy bajo y que funciona bien en cualquier fase de la economía. Tiene un riesgo bajo, por lo que su rentabilidad está acorde a lo que nos ofrece.

Activo Tipo de activo Allocation
US Gran Capitalización Acciones 25%
US Pequeña Capitalización Acciones
Extranjero desarrollado Acciones
Extranjero emergentes Acciones
Bonos corporativos Acciones/Bonos
T-Bills (Letras del tesoro) Bonos 25%
Bonos a 10 años Bonos
Bonos a 30 años Bonos 25%
Bonos extranjeros a 10 años Bonos
TIPS Activos reales
Commodities (materias primas) Activos reales
Oro Activos reales 25%
REITS (Bienes inmuebles) Activos reales

Consiste en tener sólo cuatro activos distintos con el mismo porcentaje: acciones, deuda a corto plazo, deuda a largo plazo y oro.

Esta cartera tiene una rentabilidad real muy modesta, un 4.12%, pero también tiene una volatilidad y riesgo muy bajos.

Del libro “Global Asset Allocation” de Mebane Faber (2015, Ed.Meb Faber).

Es importante ver que en todas las décadas ha tenido rentabilidad positiva. Incluso en el periodo tan malo de 1973-1981.

 

Cartera de Meb Faber

Se trata de una cartera que ideó Meb Faber. Es parecida a la cartera permanente aunque sustituye la renta fija a corto plazo por el mercado inmobiliario. Además reparte la renta variable en el mundo en lugar de centrarse en EEUU.

Activo Tipo de activo Allocation
US Gran Capitalización Acciones 13%
US Pequeña Capitalización Acciones
Extranjero desarrollado Acciones 8%
Extranjero emergentes Acciones 4%
Bonos corporativos Acciones/Bonos
T-Bills (Letras del tesoro) Bonos
Bonos a 10 años Bonos 25%
Bonos a 30 años Bonos
Bonos extranjeros a 10 años Bonos
TIPS Activos reales
Commodities (materias primas) Activos reales
Oro Activos reales 25%
REITS (Bienes inmuebles) Activos reales 25%

Esta cartera consigue más rentabilidad que la cartera permanente y se ha comportado bastante bien en cualquiera de las décadas.

Del libro “Global Asset Allocation” de Mebane Faber (2015, Ed.Meb Faber).

 

Carteras para el legado

Las siguientes carteras fueron creadas por grandes inversores que indicaron sus activos para tener unas carteras en las que poder crear un buen legado tanto para nosotros como para nuestras familias.

Activo Tipo de activo Ivy El-Erian Swensen
US Gran Capitalización Acciones 20% 18% 20%
US Pequeña Capitalización Acciones
Extranjero desarrollado Acciones 20% 18% 20%
Extranjero emergentes Acciones 15% 10%
Bonos corporativos Acciones/Bonos
T-Bills (Letras del tesoro) Bonos
Bonos a 10 años Bonos 20%
Bonos a 30 años Bonos 6% 15%
Bonos extranjeros a 10 años Bonos 11%
TIPS Activos reales 6% 15%
Commodities (materias primas) Activos reales 20% 13%
Oro Activos reales
REITS (Bienes inmuebles) Activos reales 20% 13% 20%

Son carteras con una parte en activos reales bastante importante y con poca presencia en renta fija.

Esto hace que las caídas que pueden sufrir estas carteras están en torno al 40-45%. También aportan un plus de rentabilidad para la cartera en el largo plazo.

Del libro “Global Asset Allocation” de Mebane Faber (2015, Ed.Meb Faber).

 

Es importante fijarse que en largo plazo estas carteras superan a las acciones de EEUU debido a la exposición a activos reales.

Del libro “Global Asset Allocation” de Mebane Faber (2015, Ed.Meb Faber).

 

Estudiar las carteras

Recuerda que puedes estudiar todas estas carteras gracias a Portfolio Visualizer.

Podemos ver lo que ha hecho en el pasado cada una de ellas, aunque tampoco nos garantiza lo que va a hacer en el futuro. De todas formas nos hacemos una idea de cómo puede actuar en distintos escenarios

 

No descuidar los gastos

Sin llegar a obsesionarse, dentro de estas carteras permanentes los gastos y comisiones son un elemento muy importante.

Hay que intentar tener fondos o ETFs que no cobren comisión por la contratación y que tenga la más baja posible durante la vida del fondo.

Además minimizar los movimientos y que nos cobren lo mínimo posible al ir haciendo aportaciones.

 

Elaborar estrategias más completas

Una vez tienes una parte principal de la cartera, recuerda que puedes completarlas añadiendo otras estrategias que den un plus de rentabilidad como momentum, tendencia o estrategias más elaboradas (hay varios cursos sobre esto).

 

Yale Endowment

En este curso vamos a aprender el método de inversión del fondo más importante de las fundaciones universitarias norteamiercanas. Hablamos del Yale Endowment, un fondo que tiene bajo gestión activos por valor de de 27.000 millones de dólares.

Es muy interesante porque por un lado toda la gestión es activa y por otro lado una gran parte de su portfolio se podría calificar como “inversión alternativa”.

Vamos a ver de qué activos se trata, qué objetivos persigue, qué resultados ha obtenido en las dos últimas décadas y cómo podemos adaptarlo a nuestra cartera personal. Puede que solo nos interese una parte, pero es muy importante dado que ofrece datos muy consistentes en un horizonte temporal amplio.

No todo son ETFs y/o fondos índice; para obtener mejores resultados a partir de una rentabilidad límite, que podemos marcar en torno a un 8% en el largo plazo y unos límites mínimos de riesgo, que podemos marcar en torno a un 15% de volatilidad, tenemos que hacer gestión activa y/o inversiones de otra naturaleza más allá de la renta variable y fija típicas.

 

1. Qué es un Endowment

 

2. Yale Endowment

3. Política de inversión

 

4. Activos de inversión

Alternativas para tu cartera personal:

ABSOLUTE RETURN

Value-driven -> uno o dos fondos value (por ejemplo Bestinver internacional o True Value)

Event-driven -> sustituida por estrategia momentum (por ejemplo estrategia “Moncayo”)

Libro de Joe Greenblatt sobre “event.driven” -> “You can be a stock market genius” . Lo recomiendo solo para perfiles avanzados. Con su fondo consigió rendimientos por encima del 50% (de media) durante más de una década. Aviso: centrado en mercado USA y para gente con conocimientos de contabilidad y finanzas.

Estudios de Uncommon Finance sobre Value+Momentum:

-> Inversión en estrategia Momentum

-> Cómo hacer una cartera de value + momentum

 

DOMESTIC EQUITY USA

Puedes sustituirlo por tu zona geográfica, si vives en Europa el domestic sería Europa. Hay dos opciones, hacerlo value como Yale o pasivo. En el primer caso en España casi todos los fondos value son de acciones europeas (para otros países de Europa sucede lo mismo), escoge el que más te guste. En el segundo caso un ETF o fondo índice que siga el MSCI Euro.

Si vives en América, acciones USA o USA+Canadá.

 

FIXED INCOME

OPCIÓN 1 -> Fondo índice de distribución de bonos de países de tu zona geográfica. Si vives en Europa de Europa, si vives en américa de USA+Canadá, si vives en Asia de los países desarrollados de esa zona.

OPCIÓN 2 -> Comprar directamente bonos o letras del teosoro de tu país más dos o tres de otros países de la zona geográfica.

OPCIÓN 3 -> Fondo de renta fija de una gestora (activo) que distribuya cupón.

 

FOREIGN EQUITY

No somos yankis, no dividimos el mundo entre “mi páis y el resto del mundo”. Para nosotros no tiene sentido.

Lo más sensato es hacerlo con fondos índice o ETFs (pasivo). Uno de paises desarrollados y otro de emergentes (MSCI Emerging Markets). El de países desarrollados tienes dos opciones, un único que siga el MSCI World o en caso de que en el resto de la cartera tengas ya un peso significativo de acciones de tu zona (por ejemplo europa) invertir en un par por zona geográfica (por ejemplo USA+EURO+PACIFICO), de manera que quede más equilibrado.

LEVERAGED BUYOUTS (COMPRAS APALANCADAS)

Un par de ejemplos:

Fondo “Esfera Robotics FI” que vimos en el artículo “Inversión en robótica”.

Fondo “Cambria Tail Risk” de nuestro amigo Meb Faber, que tiene por objetivo cubrir movimientos extremos de mercado (mediante derivados).

Si conoces Hedge Funds y/o fondos del estilo apúntalos en los cometnarios o en el club.

 

NATURAL RESOURCES (RECURSOS NATURALES)

La inversión en agua, energía solar, vino o whisky son alternativas.

En España hay una opción que es invertir en pistacho, pero se necesita un vehículo que permita hacer inversiones más pequeñas.

En agricultura más de lo mismo. Sería óptimo un vehículo en participaciones para diversificar. Aquí el tema está en que son inversiones a muy largo plazo y la gente no tiene la paciencia suficiente.

Inversión en forestal en Europa creo que es más complicado. Existe alguna empresa que lo hace, pero el mercado no está tan desarrollado como en USA. Es un tema fundamental bajo mi punto de vista, recuerda el indicador de materias primas/activos financieros, estamos en un momento ideal para invertir en natural resources con visión a largo plazo.

 

REAL STATE (INMOBILIARIO)

Opción 1 -> gestionar ese pisito heredado o comprado hace muchos años via alquiler.

Opción 2 -> Si no tienes opción 1 alternativas como Housers.

Opción 3 -> ETFs

 

VENTURE CAPITAL (CAPITAL RIESGO)

Opción 1 -> Crowdequity (por ejemplo Crowdcube o Socios inversores)

Opción 2 -> Fondo especializado o Pledge Fund (Por ejemplo Lanzame Capital o Idodi Venture Capital).

 

5. Resultados de Yale

Este es el histórico de los últios 21 años. Los activos bajo gestión está a valor de mercado y las unidades son millones de dólares:

Cada año publican los resultados con el mismo esquema. El histórico de los resultados los puedes encontrar detallados en -> http://investments.yale.edu/endowment-update/ muy recomendable para nivel medio-avanzado.

En los últimos 21 años solo ha perdido en uno, 2009, que cayó un 24,6% pero que recupero en menos de dos años. Llama la atención que en los años 2001, 2002 y 2003 cuando el mercado cayó más de un 50% acumulado, el fondo tuvo resultados positivos en los tres ejercicios. También en 1998, donde obtuvo un 18% y en el que quebraron varios fondos famosos por la crisis de deuda rusa, 2008 se salvó con un 4,5% positivo. En 2011 tuvo un 21,9% el año más complicado después de 2008-2009 y en los últimos cinco años (2012-2017) muy estables.

La volatilidad de este periodo es del 13,7%, lo cual está muy bien.

-> 13 de los 21 años ha obtenido rentabilidades de dos dígitos, lo que supone el 62% de los ejercicios (dos tercios).

-> 7 de los 21 años ha obtenido rentabilidades superiores al 20%, lo que supone el 33% de los años (un tercio).

 

6. Notas

Para información más pormenorizada del Yale Endowment ir a  -> http://investments.yale.edu/

Existen carteras con ETFs “tipo” que intentan replicar el Yale Endowment, pero son bastante peores en resultados. Como has visto todo el fondo es de gestión activa y la mitad en gestión alternativa.

Carteras eficientes de Harry Markowitz -> http://economipedia.com/definiciones/modelo-de-markowitz.html

También puedes leer los estudios “El legado de Yale” o “Inversión en estrategias momentum”.