Los bonos Sukuk

bonos sukuk finanzas islam
¡Últimas plazas!

Hemos abierto convocatoria para la tercera edición de PROGRAMA FIRE presencial y online en directo.
Solo 15 plazas en total. Parcialmente completado.

En este artículo vamos a estudiar los bonos islámicos o bonos Sukuk. La peculiaridad de este tipo de bonos es que siempre están vinculados a un activo subyacente, por lo que su tenencia representa la propiedad parcial de un activo.

Mientras que en artículos anteriores hemos comentado cómo gestionaban el patrimonio los antiguos judíos, en este caso nos centraremos en una parte de las finanzas islámicas. Para entender los bonos Sukuk es necesario conocer mínimamente las finanzas islámicas, las cuales se basan en la Sharia. Sus aspectos fundamentales son la importancia de compartir el riesgo a través de la captación de financiación y evitar la incertidumbre (“gharar”) y los intereses (“riba”).

Por tanto, según las finanzas islámicas, está prohibido cobrar o recibir intereses. Además, también están prohibidos los productos financieros en los que existen especulación o incertidumbre (como es el caso de los derivados financieros) o la inversión en sectores que vayan en contra de los principios éticos y/o morales de la Sharia como pueden ser las empresas de juegos de azar, tabaco o pornografía, similar a algunos tipos de inversión socialmente responsable (ISR).

Vamos a estudiar las características de estos bonos islámicos.

Características de los bonos Sukuk

A continuación, comentaremos las principales características de estos bonos que tienen una breve historia y que se comenzaron a popularizar a raíz de la primera emisión realizada en dólares por el Banco Central de Baréin en el año 2001.

  • Cada bono representa una propiedad del activo subyacente (un activo real) y, por tanto, el tenedor de los bonos también asume los riesgos proporcionales a dicha propiedad.
  • La rentabilidad de los bonos Sukuk está basada en en las ganancias (o pérdidas) generadas por el activo subyacente.
  • Las garantías financieras no están permitidas en las finanzas islámicas, por lo que la inversión no está garantizada.
  • El vencimiento del bono está vinculado a un proyecto o actividad subyacente.

En el siguiente gráfico puedes ver los bonos Sukuk emitidos en dólares con vencimiento en los próximos 5 años, el emisor de los mismos y su profit rate estimado.

Existen hasta 14 tipos diferentes de bonos Sukuk según la Organización de Contabilidad y Auditoria para Instituciones Financieras Islámicas (AAOIFI) dependiendo del tipo de activo subyacente, consideraciones regulatorias e impuestos.

El más popular es el Sukuk “Al – Ijara”, aceptado a nivel internacional y que consiste en la transferencia de la propiedad de un activo tangible (inmueble, barco, aeronave) y el pago de un alquiler por parte del propietario original durante un período determinado (años) a cambio de financiación.

Si quieres conocer los bonos islámicos que están vigentes actualmente, según la divisa, vencimiento, país y emisor puedes consultarlo en este enlace.

Fondos de inversión de bonos Sukuk

A nivel mundial, cada vez existen más fondos de inversión que cumplen con la Sharia y brindan a los inversores exposición a los bonos Sukuk y a otras inversiones aceptables según la ley islámica.

Sin embargo, como inversores europeos, todavía no disponemos de muchas opciones. Vamos a analizar el fondo más conocido de este tipo, el Franklin Global Sukuk Fund, lanzado a finales de 2012.

Este fondo invierte en títulos de deuda con rendimientos fijos y variables con arreglo a la Sharia, principalmente los bonos Sukuk del tipo “Al-Ijara” y “Al-Wakala” emitidos tanto por gobiernos como por empresas de países musulmanes.

Existe una gran concentración geográfica, ya que Emiratos Árabes, Arabia Saudí e Indonesia representan más del 65% de los activos del fondo, como podemos ver en la siguiente imagen:

Como se puede observar en la imagen, la divisa base del fondo es el dólar americano y el benchmark de la categoría es el Dow Jones Sukuk Index.

Los bonos Sukuk, al igual que los bonos convencionales, tienen diferentes calidades crediticias (“notas”) asignadas por las principales agencias de rating (Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch) y lo interesante del fondo Franklin Global es que combina bonos de diferente calidad (fundamentalmente A y BBB) y vencimiento, el 90% de los activos tienen un vencimiento de 1 a 10 años. El fondo tiene más de 50 obligaciones en cartera, si bien las 10 primeras concentran más del 30% de los activos.

Fuente: Morningstar

En la tabla superior puedes ver las rentabilidades del fondo desde el año 2014 y la variación respecto a su índice de referencia. En cuanto a la rentabilidad anualizada a 3 años, como podemos ver en Morningstar es de 4,74% y la volatilidad del período de 6,04%, con un ratio de Sharpe alto de 0,84.

Uno de los grandes inconvenientes del fondo es la comisión de gestión de 1,50%. Sin embargo, puede ser una opción interesante si queremos incluir en nuestra cartera un fondo de renta fija mixta de países emergentes.

Fotografía (portada) de Grace Zhu en Unsplash.

¡Últimas plazas!

Hemos abierto convocatoria para la tercera edición de PROGRAMA FIRE presencial y online en directo.
Solo 15 plazas en total. Parcialmente completado.